ESTILO DE VIDA

Vogue se mete en escándalo racial por sesión de fotos

Porque en Japón claramente no hay modelos.

15/02/2017 6:39 AM CST | Actualizado 15/02/2017 8:18 AM CST

El número de marzo de la revista Vogue en Estados Unidos —cuya portada ya fue polémica por la pose de una de las siete modelos que aparecen— está dedicado, según la publicación, a celebrar la diversidad y la inclusión. Sin embargo, unas fotografías de sus páginas interiores que se han filtrado sugieren lo contrario.

En esas imágenes la supermodelo Karlie Kloss aparece vestida como una geisha en el Parque Nacional japonés Ise-Shima, en un artículo titulado Spirited Away (desaparecer misteriosamente).

En las fotografías, supuestamente realizadas por Mikael Jansson y con el estilismo de Phyllis Posnick, Kloss luce un pelo negro con un peinado shimada y su piel, más pálida de lo habitual, contrasta con los kimonos y estampados tradicionales japoneses.



Jansson ha confirmado haber realizado las fotografías al colgar en Instagram una imagen similar de la modelo con los labios pintados de rojo y sumergida en una bañera. "Karlie Kloss en Japón, 2017. Revista Vogue, sin publicar", escribió el fotógrafo.

Karlie Kloss in Japan, 2017. Vogue Magazine, unpublished #mikaeljansson #phyllisposnick #hannahmurray #juliendys #karliekloss #voguemagazine

Una publicación compartida de Mikael Jansson (@mikaeljansson) el

Mire Koikari, profesora de Estudios de la mujer y afiliada al Centro de estudios japoneses de la Universidad de Hawai, afirmó que es difícil juzgar las fotografías fuera del contexto de la revista. Sin embargo, por sí solas, despiertan preguntas. "Me parece un ejemplo de rostro amarillo, una práctica controvertida que existe desde hace mucho tiempo en la historia del racismo de Estados Unidos, donde hombres y mujeres alteran sus rasgos faciales para parecer orientales", aseguró Koikari por email a la edición estadounidense del HuffPost.

"Las fotos inciden la imagen excesivamente sexualizada que se tiene de las mujeres asiáticas", añadió. El Huffington Post se ha puesto en contacto con los portavoces de Kloss y de Vogue USA pero no ha recibido respuesta.

En un número dedicado a promover la belleza de la diversidad choca ver a una mujer caucásica desempeñando el papel de una geisha. ¿Por qué no elegir a una modelo japonesa?

La decisión de fotografiar a Kloss se suma a otras polémicas originadas por la elección de actrices norteamericanas para interpretar papeles originalmente escritos para orientales: Scarlett Johansson en Ghost in the shell y Tilda Swinton en Doctor Extraño. Además, la modelo Gigi Hadid también ha sido recientemente muy criticada por supuestamente burlarse de los asiáticos en un vídeo publicado en redes sociales.

Algunos usuarios de Twitter han expresado su malestar por las fotografías de Karlie Kloss:



Iba a preguntar por qué Vogue ha decidido poner a Karlie Kloss maquillada y vestida como una geisha cuando hay modelos japonesas fascinantes, pero ya sé por qué



¿Se han vuelto locos en Vogue? Karlie Kloss como una geisha. ¿Qué podríamos poner en marzo? ¿Qué tal una cara amarilla y orientalismo variado?



ÚLTIMA HORA: Vogue ha vestido a Karlie Kloss como una geisha en su número de la diversidad porque la gente no aprende

Este artículo se publicó originalmente en el Huffington Post.

También te puede interesar:

- Melania Podría aparecer en la portada de Vogue

- Vogue Italia ya tiene nuevo editor en jefe

-Adiós, Ricardo Tisci. Te vamos a extrañar

Patrocinado por Corona