INTERNACIONAL

Ivanka Trump se sienta en la silla presidencial y al mundo no le gusta

La hija favorita del presidente compartió la foto en Twitter.

14/02/2017 9:57 AM CST | Actualizado 14/02/2017 10:18 AM CST
AFP/Getty Images

Desde que ganó las elecciones a la presidencia en noviembre pasado, uno de los temores que los estadounidenses han tenido acerca de Trump es la cercanía con su hija favorita Ivanka Trump, quien no forma parte del gabinete, sin embargo, siempre está presente en los actos oficiales y, en muchas ocasiones, adopta el papel de primera dama, pese a que ese título le corresponde a Melania, quien continúa seleccionando el equipo que le ayudará a realizar un trabajo digno.

El lunes, Donald Trump se reunió con el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, donde hablaron de la relación que ambos países desarrollarán durante su mandato y los puentes que construirá Estados Unidos con su país vecino.

Además de la conferencia de prensa, Trudeau y Trump se reunieron con un grupo de mujeres emprendedoras como Julie Sweet, jefa de Accenture una empresa dedicada a crear tecnologías de información para Estados Unidos y Canadá; Carol Stephenson, directora de General Motors; Tina Lee, CEO del supermercado T&T, entre otras, para fomentar la participación de ellas en las empresas.

Además de la plática, ambos países crearon la organización Canada-United States Council for Advancement of Women Entrepreneurs and Business Leaders, una iniciativa que activará la participación de las mujeres en las empresas.

Todas ellas, son claves en la creación de empleos, sin embargo, no son tan importantes como Ivanka Trump, quien fue la líder de esta reunión y, por lo tanto, la figura principal.

Luego del convivio entre el presidente, primer ministro y las emprededoras, Ivanka, Trump y Trudeau se reunieron en el Despacho Oval, donde se tomaron una foto del recuerdo, la cual compartió la empresaria que fundó una compañía de ropa que lleva su nombre en Twitter.

En la imagen se aprecia a Ivanka sentada en la silla presidencia junto a su papá y el primer ministro de Canadá, lo que provocó reacciones negativas en internet, pues la empresaria de 35 años está reposando en la silla más importante del país.

Mientras unos señalan que es un acto de nepotismo y favoritismo por parte de su padre, otros usuarios la defienden asegurando que es un gran paso para el país que eligió al hombre sobre la mujer.

También esta foto se prestó para comparar la administración de Barack Obama, quien, en ocho años de mandato, no compartió imágenes de su esposa o hijas sentadas en dicha silla.

También te puede interesar:

- Peña habla con Trudeau de los lazos entre Canadá y México

- Así se secó las lágrimas Justin Trudeau al oír el testimonio de un refugiado sirio

- Trump quiere construir puentes... con Canadá