ENTRETENIMIENTO

Las medallas de los Juegos Olímpicos 2020 serán amables con el medio ambiente

Te decimos de dónde saldrá el material con el que se fabricarán los metales que se colgarán del cuello los atletas que se alcen con la victoria en Tokio.

09/02/2017 4:37 PM CST | Actualizado 10/02/2017 8:37 AM CST
El HuffPost

Todavía faltan más de tres años para que llegue la esperada inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero ya conocemos algunas novedades con respecto a la cita olímpica: Los atletas que suban al podio se colgarán medallas que serán fabricadas con material reciclado.

La organización de los Juegos ha puesto en marcha una campaña de colaboración ciudadana que busca reunir ocho toneladas de smartphones, cantidad necesaria para fabricar las cinco mil medallas que se repartirán.

El periódico Japan Times dio a conocer que se ha instado a la población a deshacerse de los teléfonos inteligentes que ya no utilizan para darles una nueva vida.

Las autoridades han confirmado que se instalarán más de dos mil 400 cajas entre oficinas locales y tiendas de telefonía para depositar los teléfonos. La cajas serán retiradas cuando se alcance el número necesario de smartphones para fabricar los metales.

Ya son varios los deportistas que han expresado su apoyo a la iniciativa; entre ellos el campeón olímpico japonés Kohei Uchimura, quien ha dicho:

Creo que detrás de esto hay un mensaje muy importante para las generaciones del futuro.

El Director Financiero de los Juegos Olímpicos de 2020 también se ha pronunciado para defender e impulsar el proyecto: "Los conceptos de reciclaje y sostenibilidad tienen relación con los ideales del movimiento olímpico, que también implica la participación", comentó Hidemasa Nakamura.

A pesar de que las olimpiadas de Tokio serán las primeras en utilizar desperdicio electrónico para fabricar sus medallas, otras sedes ya habían utilizado materiales reciclados. En Río, por ejemplo, las medallas de oro y bronce incluían otro tipo de materiales.

El problema del desperdicio electrónico

Según un estudio de la Universidad de las Naciones Unidas, para 2014, los niveles del desperdicio electrónico alcanzaron las 41,8 toneladas. Dato todavía más preocupante si tenemos en cuenta que, según el estudio, entre esos miles de kilos se encuentran enormes cantidades de hierro, oro o cobre; sin mencionar que todos estos materiales incluyen sustancias tóxicas y perjudiciales para la salud, como el mercurio, el cadmio o los clorofluorocarburos.

La ONU calcula que con las cantidades de desperdicio electrónico que generamos actualmente podríamos obtener entre 40 y 50 veces más metales preciosos que a través de la explotación minera.

Este artículo se publicó originalmente en The Huffington Post España.

También te puede interesar:

- 27 fotos que muestran la transformación de la frontera EU-México

- El 'viagra mental' que te pondrá a mil en la cama

- 17 historias LGBT que darán voz a la comunidad en la pantalla grande tapatía