ENTRETENIMIENTO

Debra Messing habló sobre el acoso sexual que sufrió con el director mexicano Alfonso Arau

Qué vergüenza.

09/02/2017 1:41 PM CST | Actualizado 09/02/2017 1:43 PM CST

"¡Su nariz está arruinando mi película!" Debra Messing narró cómo fue su primera experiencia filmando una película de Hollywood. Le presentaron a Keanu Reeves, en un magnífico set en el Valle de Napa, y la misoginia desenfrenada que ha plagado la industria cinematográfica durante décadas y décadas.

Cuando tenía 25 años, Messing fue elegida para realizar su primera gran película en Hollywood en 1995, A Walk in the Clouds, la cual recordó con humor durante la conferencia MAKERS esta semana en California. El filme contó con la participación de Reeves, quien era muy popular gracias al filme Speed, y el "culo" (así lo describió Messing) de Alfonso Arau.

Aunque Messing tenía mucha experiencia gracias a sus estudios, contó que Arau la humilló en diversas ocasiones e insultó su cuerpo.

El más inquietante fue cuando el director y los productores masculinos sorprendieron a la actriz con planes de rodar una escena desnuda que no había acordado hacer, en una parte de la película donde Reeves encuentra al personaje de Messing en la cama con otro hombre.

El asistente de Messing le dijo que si lo rechazaba, la correrían. Cuando le pidió al director una explicación, él la reprendió y le dijo: "Tu trabajo es desnudarte y decir las líneas. Eso es todo".

Después de aplicarle maquillaje, Arau dijo que necesitaban colocar una sábana en la cama.

"La levantó, vio todo mi cuerpo desnudo y después tiró la sábana sobre mí como si fuera un Kleenex usado. Se fue sin decir nada", reveló Messing. Pese a que el director solía caminar alrededor de ella en las escenas de desnudo para taparle los pezones y el trasero, la actriz reveló que la única parte de su cuerpo que se mostró en la película fue la espalda.

"Todo fue un juego de poder, un juego", dijo. "Y el objetivo, para degradarme, para quitarme de mi poder y hacerme sentir a nivel celular su dominio sobre mí".

Emma McIntyre via Getty Images
Debra Messing and her lovely schnoz.

Los problemas en Walk in the Clouds habían comenzado incluso antes, durante una escena de beso entre Messing y Reeves. Recordando la "mirada de horror" de Arau viendo en primer plano de su rostro, Messing dijo que el director gritó: "¡Qué rápido podemos conseguir un cirujano plástico aquí, su nariz está arruinando mi película!"

"¡No puedo hacer esto! ¡Ve!", gritó Arau señalando la nariz de la actriz en el monitor, donde se mostraba la escena. Messing recuerda que se sintió "congelada, horrorizada y preocupada". Después de eso, el director le pidió que ocultara su nariz de la cámara.

La intérprete dijo que "se sintió apenada" por su herencia judía y recordó algunos comentarios antisemitas que le hicieron durante su infancia en una comunidad donde no había judíos.

Lo malo de todo esto, es que después de esta película tuvo otros maltratos.

Después de esta experiencia prefirió luchas por tener papeles en televisión y teatro. Después llegó la serie de NBC Will & Grace. Donde aceptaron su cuerpo y pechos pequeños, solo después de que ella cuestionó la necesidad de usar rellenos en el sostén. Esta petición vino de un ejecutivo de la cadena.

"El éxito es la verdad. Esto es lo que soy", aseguró Messing.

También te puede interesar:

- La escritora 'misteriosa' Elena Ferrante está de regreso con 'Las deudas del cuerpo'

- 17 historias LGBT que darán voz a la comunidad en la pantalla grande tapatía

- Incendio en museo de Nuevo León no daña el vitral de Tamayo