MÉXICO

La Marina sigue torturando para investigar, evidencia la CNDH

En la primera recomendación que emite este año, el organismo evidenció que la Semar continúa usando métodos ilegales en sus investigaciones.

08/02/2017 11:28 AM CST | Actualizado 08/02/2017 1:09 PM CST
Cuartoscuro
Enrique Peña Nieto (al centro); Vidal Francisco Soberón, secretario de Marina (izq.), y Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional.

En la primera recomendación que emite este año, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) evidenció que la Secretaría de Marina (Semar) sigue empleando la tortura y otros métodos ilegales en sus investigaciones.

En ella, refiere que el 14 de noviembre de 2014 marinos catearon ilegalmente un domicilio en Culiacán, Sinaloa, donde detuvieron de manera arbitraria a un hombre y lo torturaron.

"Se vulneraron los derechos humanos a la inviolabilidad del domicilio y a la privacidad; a la libertad, seguridad personal e integridad personal de la víctima", se lee en la recomendación No. 1/2017.

La Comisión recomendó al Secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón, reparar el daño al hombre y a su familia.

También colaborar con la averiguación previa que se inició en la PGR y en el trámite y seguimiento de la queja que la CNDH presente ante la Inspección y Contraloría General de Marina contra los agentes navales.

Asimismo, recomendó capacitar en materia de derechos humanos a los servidores públicos de la Semar e inscribir a los agraviados en el Registro Nacional de Víctimas.

En la narración de los hechos se refiere que, el 25 de noviembre de 2014, la esposa de la víctima presentó un escrito de queja ante la Comisión Estatal, en el que refirió que el 14 de noviembre de 2014, mientras dormía en su domicilio en compañía de su familia escuchó que golpeaban la puerta de la entrada, alrededor de las 3:00 horas.

Al intentar levantarse de la cama, se percató que seis elementos del Ejército y de la Semar se encontraban dentro de la recámara, dirigiéndose a su esposo, a quien llamaban por un apodo.

La víctima contestaba que él no era esa persona y que no tenía ningún apodo, a lo que uno de los elementos aprehensores dijo: "si tú eres, no te hagas... te vamos a amarrar y te vamos a llevar y nos vas a decir dónde están los demás", acorralándolo y golpeándolo en la cabeza.

En ese momento estaba presente la hija menor del matrimonio, de un año de edad, por lo que al preguntar el motivo por el que golpeaban a su esposo, uno de ellos se le acercó y le dio dos cachetadas.

La mujer agregó que otros elementos entraron a la recámara llevando con ellos a sus otros dos hijos, que entonces tenían 7 y 3 años, respectivamente, quienes comenzaron a llorar. Por ello, uno de los aprehensores golpeó con un arma en la costilla derecha a uno de los menores.

La víctima precisó que algunos de los elementos aprehensores que irrumpieron en su domicilio, tenían cubierto el rostro con pasamontañas y usaban uniforme camuflajeado. Éstos, "lo bajaron caminando por las escaleras, cubriendo su cara con la camisa de su pijama, sacándolo descalzo por el pavimento para subirlo a una camioneta blanca de cuatro puertas, donde le quitaron sus pertenencias y le "pusieron unas toallas femeninas... en la muñeca", vendándolo de las manos y los pies para quedar amarrado, golpeándolo con la mano abierta en la cabeza, con un palo en el cuerpo y diciéndole, entre otras cosas, 'te va cargar la verga'", refiere la recomendación.

El 27 de noviembre de 2014, la Comisión Estatal remitió el escrito de queja a la CNDH, por lo que se dio inicio al expediente CNDH/2/2015/75/Q, en el cual se solicitó información a la Sedena, Semar y a la PGR.

Aquí puedes ver la recomendación íntegra:

Rec_2017_001 by InformesParaCompartir on Scribd

Te puede interesar:

10 años exigiendo los derechos de las mujeres, pero la situación es aún desoladora

Qué implica hacer públicos los nombres de los desaparecidos en la Guerra Sucia

Fallecidos fueron excepción y no la regla: dice Calderón sobre su guerra contra el narco