ENTRETENIMIENTO

OROXXO: el día que Gabriel Orozco coqueteó con el capitalismo

Gabriel Orozco abrió un Oxxo en la galería Kurimanzutto para entender las dinámicas sociales y culturales dentro de un sistema de producción capitalista.

07/02/2017 1:02 PM CST | Actualizado 07/02/2017 4:35 PM CST
AOL
Gabriel Orozco abre un OXXO

"Incluso para mí puede ser un proyecto polémico, pero no por eso no lo voy a mostrar. No vengo a hacer polémica, vengo a hacer arte"

-Gabriel Orozco

Gabriel Orozco dio a conocer su nuevo proyecto dentro de un Oxxo en la galería Kurimanzutto, donde pretende enrolarse en las reglas del consumo, pues ahí convergen por supuesto, el mercado del arte y la venta de productos de "primera" necesidad en una tienda de conveniencia.

El artista mexicano ha resignificado 300 productos al intervenirlos con stickers de sus inconfundibles círculos, revalorizando los mismos, pues a pesar de ser artículos de consumo diario, los precios pueden variar a los de cualquier otro OXXO, para quizá alcanzar cifras estratosféricas propias de la valuación del arte.

El creador de Mátrix móvil, pieza expuesta en la Biblioteca Vasconcelos, jamás ha definido su obra como un producto, sin embargo, cabe preguntarse si esta ocasión sí lo es; porque como cualquier otra mercancía, está sujeto a correspondencias como oferta y demanda.

El propósito de la realización era determinar nuevas reglas dentro del comercio (el cual sigue inserto en un modelo mercantilista) para comprender cómo el arte permea en nuestra vida diaria, pues en éste y a diferencia del mercado, evoluciona con mayor rapidez la forma en cómo percibimos --y consumimos-- arte, que las posibilidades que los artistas ofrecen.

Y para ello probablemente no había otra alternativa más que convertir el arte en un producto, más caro sí, pero un producto disponible en algún mostrador.

¿Por qué OXXO y no cualquier otra tienda?

AOL

Para Orozco ninguna tienda como OXXO, tiene una carga simbólica de tal peso que se ha insertado en distintos niveles de nuestro imaginario colectivo durante tantas generaciones. Misma razón por la que este proyecto no podría haberse desarrollado en otro país; pues a pesar de que existen establecimientos similares, el OXXO es parte ya de la idiosincrasia mexicana, misma que se caracteriza precisamente por sus hábitos de consumo.

OXXO nos ofrece precios relativamente baratos, al menos 3 mil productos por tienda y múltiples sucursales, en resumen, su fácil accesibilidad es la clave de su éxito (dentro de un modelo económico capitalista).

Para la realización del proyecto Orozco encontró entusiasmo y gran disposición por parte del grupo FEMSA. Del inventario total del comercio se seleccionaron solamente 300 productos que se encuentran en los mostradores con acceso a todos los clientes; los artículos elegidos se intervinieron con los stickers circulares --por supuesto-- y se exhibirán por lo menos durante 30 días hábiles.

AOL