INTERNACIONAL

El PM de Australia niega a viva voz maltrato de Trump y en México, sólo se envían desmentidos

Mientras Malcolm Turnbull dio entrevistas en las que dijo que Trump no le colgó el teléfono, el gobierno de México negó en comunicados que el estadounidense haya sido rudo en su llamada a Peña.

02/02/2017 10:39 AM CST | Actualizado 03/02/2017 11:51 AM CST
Getty
Todo fue en broma, dicen reportes de prensa sobre el "ofrecimiento" de Donald Trump, presidente de EU, a su contraparte de México, Enrique Peña Nieto, de enviar tropas al sur del río Bravo a enfrentar a los 'bad hombres.

Mientras en Australia el primer ministro Malcolm Turnbull ha salido a decir a viva voz que hubo distorsiones y falsedades en las versiones que se han difundido de la llamada que sostuvo el fin de semana con el presidente de EU Donald Trump, en México, el gobierno federal se ha limitado a enviar comunicados negando que Trump arrinconó a Enrique Peña Nieto y amenazó con enviar tropas para combatir a los "bad hombres".

Además, miembros de la oposición exigen al gobierno que se publique el contenido de la conversación entre el mandatario estadounidense y Peña ante las supuestas filtraciones que hablan de una "amenaza" o, por lo menos, un jugueteo en cuanto al envío de tropas de EU al sur del rio Bravo.

La tarde de ayer miércoles, los medios en EU daban nota del escándalo que generó la rudeza con la que Trump trató a Turnbull en su conversación del sábado. En específico, Trump aseveró que un acuerdo de la administración de Barack Obama para aceptar a 1,250 refugiados actualmente en Australia, era "el peor de la historia". Ante la exigencia de Turnbull a Trump de que honrara el acuerdo, las diversas versiones mediáticas indican que el estadounidense cortó abruptamente la llamada.

El tema de analizó y discutió por horas en diversas cadenas noticiosas y el propio Trump se refirió al respecto en uno de sus tuits: "¿Ustedes lo creen? La Administración Obama acordó aceptar a miles de inmigrantes ilegales de Australia. ¿Por qué? ¡Yo estudiaré este acuerdo estúpido!"

Al respecto, Turnbull dijo en una entrevista radiofónica en Australia que la llamada "terminó de manera cortés". Si bien el primer ministro no aclaró la duración de la llamada (que debería durar 1 hora, pero de acuerdo con el Washington Post terminó a los 25 minutos cuando Trump colgó con fastidio), se refirió a ella como "Muy franca y directa", además de que la sugerencia de que Trump "me colgó no es correcta".

Turnbull declinó comentar detalles sobre la llamada y se dijo "sorprendido" y "muy decepcionado" por las filtraciones de los detalles de la discusión sobre la transferencia de refugiados de Australia a EU.

Una nota del Washington Post señaló que la llamada fue muy ruda y que Trump arremetió contra Turnbull con la frase de que se trató del "peor acuerdo jamás firmado" y que los refugiados, actualmente en las islas del Pacífico del Sur de Nauru y Manus, podrían ser los "próximos bombarderos de Boston".

En la entrevista a la estación 2GB, Turnbull dijo que espera que la administración Trump finalmente cumpla con el acuerdo de recibir a los refugiados.

"La cuestión es si Trump se compromete a honrar el acuerdo... y él ha dado ese compromiso", dijo el primer ministro.

QUE HAGA PÚBLICA LA LLAMADA

En tanto, en México las aguas siguen agitadas luego de las supuestas filtraciones de una versión en la que Trump presuntamente ofrece enviar tropas de EU al auxilio de México ante el fallo en contener a los "bad hombres" contra los que las fuerzas armadas mexicanas no pueden.

Luego de que la periodista mexicana Dolia Estévez difundiera una primera versión, en la que supuestamente Trump trata con supuesta rudeza a Peña Nieto, surgieron varias más (por medio de la agencia AP y CNN) en la que si bien la transcripción sugiere que Trump ofreció ayuda contra los "hombres duros", se diluye la impresión de que el estadounidense amenazó con el envío de tropas. En el New York Times, otra versión apunta a que las palabras de Trump fueron en un sentido jocoso.

Toda la tarde del miércoles, el gobierno federal se apresuró a rechazar los contenidos de las versiones de AP y Estévez y hasta mandó, por medio de la dirección de Comunicación de la Cancillería, una carta a la periodista con un duro rechazo a su nota.

Asimismo, en diversas llamadas a estaciones radiofónicas, Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, negó categóricamente que la llamada se hubiera dado en las condiciones descritas por los medios que la reportaron.

Asimismo, medios como Reforma (mediante suscripción), publicaron la exigencia de diversos líderes políticos al presidente Peña de que haga pública la conversación para eliminar cualquier duda de si hubo una amenaza de Trump de enviar a sus tropas a luchar contra los delincuentes en suelo mexicano.

En un nuevo despacho de este jueves, AP se mantuvo en su postura de que la información que publicó sobre la llamada entre Trump y Peña es correcta, si bien añadió que el tono sí se dio en manera coloquial. En Twitter, AP dijo que: "Funcionario de la Casa Blanca confirma que los comentarios del presidente Trump sobre los 'bad hombres' tenían (una intención de transmitir) buen humor".

El HuffPost consultó con funcionarios de comunicación del gobierno federal, quienes dijeron que no sería factible presentar el contenido de la conversación Peña-Trump debido al protocolo que rige estas llamadas. En cuanto a una declaración directa del presidente mexicano, similar a la que hizo Turnbull en una conferencia de prensa y luego en entrevistas directas, los funcionarios dijeron que el caso no lo amerita ya que los detalles que presentaron los medios internacionales y locales fueron ya desmentidos.