POLÍTICA

Populistas y nacionalistas amenazan la democracia en el mundo #FreedomReport

Un total de 67 países sufrieron reducciones netas de derechos políticos y libertades civiles, en comparación con 36 naciones que registraron aumentos. En 2016, países con la calificación de "libre" en el sistema de clasificación, dominaron la lista de los que sufrieron retrocesos.

31/01/2017 11:49 AM CST | Actualizado 31/01/2017 1:00 PM CST
Getty Images/Vetta

En 2016, las fuerzas políticas populistas y nacionalistas realizaron avances extraordinarios en los Estados democráticos, mientras que los poderes autoritarios protagonizaron actos desvergonzados de agresión, así como atrocidades que quedaron sin respuesta en zonas de guerra a lo largo de dos continentes. Todos estos acontecimientos indican un peligro creciente de que el orden internacional de los últimos 25 años —radicado en los principios de la democracia, los derechos humanos y el estado de derecho— dará paso a un mundo en el que los líderes y naciones individuales busquen sus propios intereses, advierte el último informe de Freedom House.

En 2016, revela el documento, un total de 67 países sufrieron reducciones netas de derechos políticos y libertades civiles, en comparación con 36 países que registraron aumentos.

De esta forma, durante los últimos 11 años las reducciones han sido mayores que las mejoras, sin embargo, destaca la organización, a diferencia de otros años en que los retrocesos se daban principalmente entre las autocracias y las dictaduras, en 2016 fueron las democracias establecidas —países con la calificación de "Libre" en el sistema de clasificación del informe— las que dominaron la lista de países que sufrieron retrocesos.

Freedom House.

A lo anterior sumaron la victoria de Donald Trump; el voto británico a favor de abandonar la Unión Europea; el colapso del gobierno italiano tras un referéndum fallido sobre la reforma constitucional; una serie de movimientos antidemocráticos por parte del nuevo gobierno de Polonia, así como la avanzada de los partidos nacionalistas xenófobos en otras partes de Europa.

Al mismo tiempo, señala la organización, Rusia interfirió en los procesos políticos de los Estados Unidos y otras democracias, amplió su ayuda militar para la dictadura de Assad en Siria y asentó su ocupación ilegal del territorio ucraniano.

El triunfo de Trump, concluye el informe, puso de manifiesto que EU no es inmune a los encantos populistas que han resonado al otro lado del Atlántico en años recientes.

Las posturas de Trump durante 2016 suscitaron los temores de una política exterior separada de los compromisos estratégicos tradicionales estadounidenses con la democracia, los derechos humanos y el orden internacional basado en las normas que ayudó a crear a desde 1945."

Mientras el mundo democrático se echaba a un lado durante todo el año, una coalición de dictaduras represivas bombardeó por tierra, mar y aire a Alepo y otras ciudades sirias donde los rivales del Presidente Bashar al-Assad habían logrado establecerse.

El informe también destaca que la prominencia de referéndums importantes en 2016 podría interpretarse, por tanto, como otra señal de que la democracia global está en apuros.

"El referéndum británico sobre si abandonar o no la Unión Europea —organizado por el primer ministro David Cameron principalmente como una forma de echar una cortina de humo sobre los distanciamientos profundos en el Partido Conservador— ha dejado al pueblo pronunciadamente dividido, y al gobierno todavía le resulta difícil acordar una estrategia para poner en práctica el resultado. En Italia, el primer ministro Matteo Renzi se vio obligado a dimitir después de que los votantes rechazaran sus planes de reforma política, ya que el debate pasó de centrarse en los méritos de las propuestas a la propia popularidad de Renzi. El Presidente colombiano Juan Manuel Santos convocó un referéndum sobre el acuerdo de paz con el grupo rebelde de las FARC, esperando poner fin a una guerra civil de varias décadas de duración y superar la implacable oposición de los conservadores."

Freedom House concluye que, en el caso de Estados Unidos, la campaña presidencial poco ortodoxa de Donald Trump "dejó muchas dudas sin resolver acerca del enfoque de la administración entrante en cuanto a las libertades civiles y la función de los Estados Unidos en el mundo".

En este informe, no hay menciones específicas sobre México, que sigue figurando como un país "parcialmente libre", con 3 de calificación en derechos políticos y libertades civiles, al igual que países como Albania, Bolivia, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Liberia o Madagascar.

Freedom House.

En la tabla de calificación, 1 es usado para los países con más libertad y 7, para los menos libres.

De los 195 países evaluados, 87 (45%) fueron considerados como libres, 59 (30%) como parcialmente libres y 49 (25%) como no libres.

Freedom House.

Mientras que Finlandia, Noruega y Suecia son los mejores evaluados, Siria, la República Centroafricana y Arabia Saudita son los peores.

Freedom House.
Aquí puede ver el reporte íntegro:

FH FIW 2017 Report Final by Paola Morales on Scribd