INTERNACIONAL

Estos alcaldes de las ciudades santuario no le abrirán el paso a Trump tan fácil

"Esta ciudad no se dejará 'bullear' por esta administración".

27/01/2017 6:13 PM CST | Actualizado 27/01/2017 6:16 PM CST

Cuando el presidente de Estados Unidos Donald Trump firmó el miércoles la orden ejecutiva contra las ciudades santuario, los alcaldes no dejaron pasar tiempo para anunciar que no se rendirían ante las amenazas del mandatario.

Entre las indicaciones para abordar los problemas de migración, el presidente de EU ordenó la construcción inmediata del afamado muro fronterizo entre México y Estados Unidos y la retención de los fondos federales a las ciudades que se negaran a colaborar con las agencias federales de migración.

Desde la campaña electoral, cuando el entonces candidato Trump anunció sus planes para combatir la migración ilegal, varias ciudades se convirtieron en ciudades santuario, negándose a compartir información con las autoridades migratorias para facilitar la deportación de miles de personas.

Estos alcaldes prometieron no ceder a las presiones de Trump y continuar con el estatus de ciudades santuario a pesar de las posibles represalias.

Rahm Emanuel, alcalde de Chicago

Getty Images

"Continuaremos siendo una ciudad santuario. Aquí no hay extraños. Nosotros acogemos a la gente. Ya seas de Polonia, Pakistán, India, Israel, México o de Moldova, de donde es mi abuelo. Eres bienvenido en Chicago para perseguir el 'Sueño Americano'", dijo el alcalde en una conferencia de prensa tras la firma de la orden ejecutiva de Trump para recortar los fondos federales a las ciudades santuario.

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York

Reuters

En entrevista con CNN, de Blasio aseguró que si Trump intenta restringir el financiamiento federal a la ciudad de Nueva York, la ciudad llevará el caso a la corte. Aseguró que el departamento de policías de Nueva York ha hecho una importante labor durante muchos años acercándose y ganándose la confianza de las comunidades. "Esta es la clase de cosas que destruyen el progreso e imposibilitarán a la policía a mantener una ciudad segura", explicó.

Muriel E. Bowser, alcaldesa de Washington D.C.

AFP/Getty Images

En conferencia de prensa el miércoles en la noche después de la orden de Trump, la alcaldesa anunció que el distrito continuaría siendo un santuario para los inmigrantes. "Nuestra ciudad y nuestros valores no cambiaron el día de las elecciones", dijo.

"Ser una ciudad santuario significa que no somos agentes del gobierno federal. Significa que nuestra policía puede enfocarse en servir a los residentes de D.C., sin importar su estatus migratorio".

Ed Murray, alcalde de Seattle

JASON REDMOND via Getty Images

En conferencia de prensa tras la firma de la orden ejecutiva contra las ciudades santuario, Murray criticó la decisión del presidente de EU, diciendo que ésta pone al país en camino hacia una crisis constitucional.

"La orden ejecutiva firmada hoy por el presidente ha puesto al país en el camino hacia una crisis constitucional. Esta ciudad no será bulleada por esta administración" apuntó.

También aseguró que Seattle está preparada para tomar cualquier vía legal necesaria para asegurar que la documentación de los inmigrantes se conserve segura en la ciudad y que la Constitución de Estados Unidos no sea violada.

Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles

Lucy Nicholson / Reuters

"Separar a las familias y cortar los fondos a cualquier ciudad, especialmente a Los Ángeles, desde donde el 40% de los bienes de Estados Unidos entran y más de 80 millones de pasajeros volaron a nuestro aeropuertos el año pasado, pone a la seguridad y al bienestar económico de toda nuestra nación en riesgo", explicó el alcalde. "Esa no es la manera de avanzar de Estados Unidos".

También te puede interesar:

- Trump firma orden ejecutiva para iniciar la construcción del muro

- Inmigrantes unidos, ¿jamás serán vencidos por Trump?