NEGOCIOS

Donald Trump abandona su querido teléfono Android y lo cambia por uno encriptado

Puede que el nuevo presidente de los Estados Unidos no sea un geek, pero si en algo confiaba era en su smartphone con Android, el que manejaba para hacer negocios y publicar en Twitter.

20/01/2017 12:21 PM CST | Actualizado 20/01/2017 2:02 PM CST

El nuevo presidente de los Estados Unidos ha sido muy cuestionado sobre su manejo y el entendimiento que tiene sobre las nuevas tecnologías, pero algo dejó en claro desde sus primeros días de campaña: Amaba su smartphone con Android.

Desde que inició su campaña, Donald Trump se mostró como un usuario muy recurrente de Twitter, pero, además, su número, de acuerdo con la prensa estadounidense, llegó a ser de fácil acceso para varios reporteros u hombres de negocios.

Pero eso cambió el día en el que fue elegido como presidente de los Estados Unidos. De acuerdo con miembros de su campaña el presidente electo en ese entonces se había mostrado renuente a dejar su teléfono con Android por temor a ser aislado del mundo exterior.

Boeing, Chevron y otras grandes compañías gastan 90 mdd en la inauguración de Donald Trump

De acuerdo con la agencia AP, pocas horas después de que el presidente electo Donald Trump fuera informado por funcionarios de inteligencia acerca de la intromisión de Rusia en las elecciones, un reportero de Associated Press llamó a su teléfono celular en busca de una entrevista.

Pero Trump no contestó a tiempo, así es que en cuanto tuvo tiempo, marcó a ese número desconocido que lo había llamado y que no pudo atender por estar ocupado en la víspera de su nuevo cargo.

La lógica era la de atender una llamada de negocios y para él había sido natural, sin embargo, tomó poco para que su teléfono con sistema operativo Android se convirtiera en un asunto de seguridad nacional.

TNYT

La BB de Obama

La popularidad de los dispositivos electrónicos que eran usados por Barack Obama creció junto con la preocupación y el conocimiento globnal de las amenazas cibernéticas, así es que él fue uno de los primeros en usar software con cifrado de última generación y dispositivos encriptados.

Y a pesar de que David Grohl y demás celebridades presumían tener el número del presidente de los Estados Unidos de Norteamérica en su agenda, la realidad es que cada vez menos personas tenían acceso a Obama.

Es por eso que cuatro días antes de que Donald Trump tomara posesión en Washington tomó la decisión de dejar su Android y tomar, de acuerdo con datos de The New York Times, un nuevo dispositivo de marca desconocida y con un cifrado de nivel de Estado.

La NSA le asignó un nuevo teléfono de marca desconocida en el que están prohibidas las descargas de software y las conexiones son limitadas.

También te interesa:

- Ciberseguridad, el negocio que creció después del 9/11

- 5 pasos para entender el hackeo masivo DDoS

- 10 años de la revolución del iPhone