MÉXICO

Gobierno de Veracruz sabía de falsas quimioterapias desde 2011

Contralor de la entidad reconoció en mayo de ese año que "en la Secretaría de Salud se entregó medicamento clonado" y dijo se iniciarían investigaciones.

17/01/2017 10:00 AM CST | Actualizado 17/01/2017 11:58 AM CST
Cuartoscuro.
Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa el 1 de diciembre de 2010.

Ayer Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador de Veracruz, detonó la bomba de los medicamentos clonados que se utilizaban en la entidad, en específico las supuestas quimioterapias que eran administradas en el Centro Estatal de Cancerología a niños con cáncer cuando, en realidad, se trataba de "un compuesto inerte, era agua prácticamente destilada."

Trataron con agua niños con cáncer en Veracruz

El hecho, sin embargo, se habría conocido desde 2011 y en él estarían involucradas tres empresas distribuidoras de medicamentos oncológicos vinculadas al diputado federal Jorge Carvallo del PRI.

Se trata de Especialidades Médicas del Sureste, Suministros Maxbec y Grupo Empresaria Heberen, las cuales revela una investigación de Eje Central publicada en diciembre pasado se encuentran a nombre de Mirna del Rosario Díaz Sarmiento y están representadas por los hermanos Rocío Alejandra y Andrés Guillermo Beceiro Delfín, primos hermanos maternos de Carvallo.

Asimismo, comparten dirección: calle Perú No. 25, Zona Centro.

Según su currículum, Carvallo Delfín llegó a la administración de Veracruz desde 2004, tiempo en que gobernó Fidel Herrera y año en que Duarte de Ochoa se desempeñó como subsecretario de Finanzas. De 2013 a 2014 fue secretario particular adjunto de Duarte, y de 2014 a 2015 fue titular de la Sedesol en Veracruz.

Aunque ayer Yunes Linares no determinó cuántos podrían ser los pacientes afectados ni tampoco el periodo específico en el que se presentaron los hechos, el uso de medicamentos clonados se ventiló desde 2011 cuando una enfermera notó turbiedades en un medicamento al aplicarlo a una paciente.

En su momento Grupo Roche Syntex de México, quien posee la patente de Avastin --el medicamento que presuntamente se había administrado--, concluyó que dicho lote no estaba en sus registros y que tampoco correspondía a ellos la factura del pago hecho por el mismo.

Los hechos se suscitaron entre el final de la administración de Fidel Herrera Beltrán y en el inicio del gobierno de Javier Duarte.

El 5 de mayo de 2011, ya con Duarte en el poder, una nota de Al Calor Político refiere una entrevista con una radiodifusora local en la que Iván López Fernández, contralor de la entidad, reconoce que "en la Secretaría de Salud se entregó medicamento clonado".

Entonces el contralor puntualizó que el distribuidor del medicamento serían quien respondería por la irregularidad detectada.

La misma publicación señala que durante el sexenio de Herrera Beltrán se llevó a cabo la compra y distribución entre pacientes del medicamento apócrifo.

El 6 de mayo, Enrique Arredondo, director de Asuntos Jurídicos de la Servicios de Salud de Veracruz (SESVER), Frank Zurita Duarte, subsecretario de adquisiciones de la misma dependencia y primo de Duarte, y otros funcionarios de la Secretaría sólo determinaron suspender la adquisición directa a Especialidades Médicas del Sureste.

Hasta ahora, según lo dicho ayer por Yunes, la investigación continúa y se espera que en breve se den a conocer las denuncias correspondientes.

*Con información de W Radio.

También puedes leer:

PGR le encuentra 23 mdp a Javier Duarte

Duda resuelta: el pasaporte para Duarte sí es falso

Una bomba llamada Javier Duarte