INTERNACIONAL

Crisis migratoria en Europa empeora por bajas temperaturas

Uno de los inviernos más fríos en 30 años ataca principalmente a los más débiles.

14/01/2017 5:52 AM CST | Actualizado 14/01/2017 5:52 AM CST
¡LO NUEVO! SELECCIONA Y COMPARTE
Selecciona el texto que quieras para compartirlo en Facebook y Twitter
Marko Djurica / Reuters

En las últimas semanas, una ola polar ha afectado a gran parte de Europa. Desde Francia y el sur de Alemania, hasta los países que se encuentran más al este como Bulgaria, Grecia, Hungría, Polonia, Rumania, Rusia y Turquía.

Escuelas y vías de transporte han cerrado temporalmente, cientos de vuelos han sido cancelados, varias ciudades han experimentado cortes de energía y los conductores se enfrentan a horas de tráfico en las principales ciudades. Lo más grave, sin embargo son las cientos de personas que han muerto, ya sea por el terrible frío o por las consecuencias de las nevadas y de los fuertes vientos.

Sin duda, algunos de los más afectados han sido los migrantes que emprenden un largo camino para huir de las recurrentes guerras en sus países de origen con la intención de buscar refugio en Europa. La actual crisis en Medio Oriente ha provocado en los últimos años un incremento considerable de refugiados, desatando así una grave crisis migratoria en el continente europeo.

Yannis Behrakis / Reuters
una pareja de refugiados sirios camina en la nieve en un campo de refugiados en Atenas, Grecia.

Este problema se ha agravado aún más durante el invierno, uno de los más fríos desde hace 30 años. Miles de migrantes en la zona de los Balcanes se encuentran desprotegidos contra las bajas temperaturas (que llegaron hasta -15°C en Grecia), y en las mayoría de los casos su único refugio es una tienda de campaña sin calefacción.

A través de su sitio web, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha mostrado su preocupación sobre el tema y ha instado a los gobiernos a proteger y ayudar a los refugiados y migrantes que se encuentran luchando contra las heladas temperaturas en Europa.

Hasta el momento, el país con mayor número de víctimas mortales a causa del frío es Polonia, que alcanzó temperaturas de hasta -25°C. Según el diario español El País, desde noviembre se han reportado 55 muertes debido a bajas temperaturas. Otras 24 fallecieron debido a la inhalación de monóxido de carbono de las estufas encendidas con el fin de calentarse del frío.

En República Checa, donde la temperatura llegó a -34°C, tres personas murieron, dos de ellas sin hogar cerca de la frontera con Alemania. En Albania, otras dos personas murieron por el frío, al igual que en Rusia, donde la capital registró la temperatura más baja desde hace 100 años (-29°C).

En Bulgaria encontraron los cuerpos de dos iraquíes que acababan de cruzar la frontera con Turquía, se presume que fallecieron por el frío y por agotamiento. En la misma zona, las autoridades encontraron a una somalí muerta. La mujer viajaba con dos adolescentes de la misma nacionalidad que tuvieron que ser hospitalizados por hipotermia.

Varias organizaciones como Médicos sin Fronteras se han quejado de las autoridades de Atenas que no facilitan el acceso a medios adecuados para que los refugiados puedan calentarse. Del mismo modo, acusan tanto a la ONU como a la Unión Europea de hacer un mal uso de los 90 millones de euros que están previstos para proteger del frío a los refugiados que se encuentran en los 50 campamentos de Grecia.

También te puede interesar:

- ¿Quieres ayudar? Únete a estas causas y ayuda a que nadie diga frío

- EN FOTOS: Las fuertes nevadas en Europa crean escenarios increíbles