POLÍTICA

Incierta llegada de Mario Villanueva a México; le esperan 22 años de cárcel

Después de casi 3 años en prisión en aquel país, el ex gobernador de Quintana Roo regresará a México a purgar una sentencia de 22 años por vínculos con el narcotráfico.

13/01/2017 11:16 AM CST | Actualizado 13/01/2017 12:49 PM CST
¡LO NUEVO! SELECCIONA Y COMPARTE
Selecciona el texto que quieras para compartirlo en Facebook y Twitter
STRINGER Mexico / Reuters

Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo que se encontraba detenido en Estados Unidos, será entregado por las autoridades migratorias de aquel país al gobierno mexicano.

Aunque su hijo Carlos Villanueva Tenorio había dado a conocer que sería hoy cuando su padre sería trasladado a la Ciudad de México, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que no será así y que se prevé que pueda ser este fin de semana.

El 9 de enero, el hijo del ex político priista informó que su padre quiere ser internado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de la Ciudad de México al ser repatriado a México para cumplir una sentencia de 22 años por vínculos con el narcotráfico.

Villanueva solicitó en su blog ser enviado a prisión domiciliaria, una vez que sea deportado al país, debido a su estado de salud, pues padece de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

"En ninguna cárcel federal de México hay las condiciones para proporcionarme la atención médica que necesito, deberían llevarme directamente a mi casa, pero no será así.

"Y llegando a México solicitaré se me otorgue el beneficio de compurgar la pena en el domicilio en lugar de la cárcel", anotó el acusado.

Villanueva Madrid se encuentra en el Centro de Atención a Migrantes de Jena, Louisiana, desde el 30 de diciembre, cuando abandonó la prisión-hospital de Lexington.

Fue el 23 de diciembre pasado que Villanueva abandonó el hospital prisión de Lexington, Kentucky, donde estuvo recluido 2 años por su mal estado de salud.

El ex gobernador fue entregado en extradición el 8 de mayo de 2010 a las autoridades de Estados Unidos al haberse declarado culpable del delito de lavado de dinero.

En Nueva York, fue acusado de conspiración para importar y distribuir cocaína en Estados Unidos, y de lavar dinero proveniente del narcotráfico.

Fue condenado en junio de 2013 por un juez de Nueva York a 204 meses de cárcel por conspiración para lavar dinero, de los cuales se redujeron 73 meses por el tiempo que pasó en prisión en México antes de que comenzara el proceso de extradición a Estados Unidos, entre 2001 y 2007.

Te puede interesar:

Duarte encabeza la generación de gobernadores más corruptos de la historia de México

Hasta tres semanas, el proceso de repatriación de Mario Villanueva

Encuentran a exgobernador culpable de peculado, pero libra la cárcel