NEGOCIOS

Donald Trump pone a temblar a Bayer y a AT&T por sus compras en 2016

El presidente electo y su nuevo equipo se oponen a la creación de los megacorporativos trasnacionales que nacieron a raíz de estas operaciones.

12/01/2017 11:22 AM CST | Actualizado 12/01/2017 12:31 PM CST
¡LO NUEVO! SELECCIONA Y COMPARTE
Selecciona el texto que quieras para compartirlo en Facebook y Twitter
The Washington Post/Getty Images

Donald Trump y sus consejeros no están muy de acuerdo con dos de las operaciones corporativas más grandes del 2016, por lo que los interesados en estas megafusiones han acudido a la Torre Trump a partir del miércoles 11 de enero para hacer frente a las dudas de la nueva administración.

Los CEOs de Monsanto y Bayer, así como el CEO de AT&T acudieron, el miércoles y el jueves respectivamente, a Nueva York para reunirse con el presidente electo de los Estados Unidos y mostrarle los beneficios que sus compras y adquisiciones tienen para este país.

En el caso del CEO de Bayer, Werner Baumann y el consejero delegado y presidente de Monsanto, Hugh Grant, destacaron durante su reunión con Trump la operación y el monto de 57 mil millones de dólares con el cual se convierten en punta de lanza de la industria de semillas y de biogenética global.

La compra de Monsanto por Bayer acelera la carrera biotecnológica

De acuerdo con The Wall Street Journal, varios miembros del comité asesor en asuntos agrícolas de Donald Trump y que lo acompañaron a lo largo de su campaña presidencial en el 2016, están en contra de los acuerdos de esta fusión, por lo que han pedido al presidente electo que las detenga.

Al respecto, Hugh Grant dijo en una entrevista que ellos no se habían comunicado con el equipo de transición de Trump, sin embargo, detalló que esta compra se traduciría en una mayor inversión en investigación y desarrollo que a su vez, beneficiaría tanto a agricultores como a la generación de empleos.

Posteriormente, Randall Stephenson, CEO de AT&T fue visto en la Torre Trump a punto de reunirse con el presidente electo, con el fin de ganar la aprobación de la transacción que le daría al gigante de telecomunicaciones mayor presencia en medios y en la industria de la generación de contenidos.

AT&T acuerda la compra de Time Warner: nace un gigante

Para Stephenson esta reunión es crucial ya que durante la administración de Barack Obama fue eliminado su intento por adquirir T-Mobile USA Inc.

De acuerdo con Bloomberg, es "muy inusual" que un presidente se encargue directamente de estas operaciones, toda vez que quien se encarga del combate a los monopolios es el Departamento de Justicia.

Sin embargo, durante su campaña Trump mostró interés en estos temas, llegando a afirmar que de estar en sus manos, no aprobaría una fusión como la de Time Warner y AT&T: "Es demasiada concentración de poder en manos de muy pocos".

Agregó en ese entonces que esta operación es "un ejemplo de estructura de poder que estoy combatiendo".

También te puede interesar:

- Constellation Brands inicia la defensa de la cerveza mexicana en Estados Unidos

- Yahoo! ha muerto: Verizon "le da tiro de gracia"

- Fiat Chrysler tiembla ante amenazas de Trump, podría cerrar plantas en México