WELLNESS

Artista feminista hace que las mujeres florezcan en un tributo surrealista a las madres

Bienvenidos a la jungla y a los territorios sin explorar.

12/01/2017 7:00 AM CST | Actualizado 12/01/2017 9:58 AM CST
¡LO NUEVO! SELECCIONA Y COMPARTE
Selecciona el texto que quieras para compartirlo en Facebook y Twitter
Alexandra Sophie

Cuando la fotógrafa Alexandra Sophie quedó embarazada, la forma en que vio su cuerpo cambió por completo.

"Me sentía como si una semilla se plantara en un jardín personal", explicó en un correo electrónico a The Huffington Post, "y estaba creciendo cada día hasta que el reloj sonaba y el bebé sabría cuando está listo para ver el mundo".

Más inimaginable aún fue el hecho de que tal milagro, a la vez surrealista y común, estuviera sucediendo tantas veces al día en todos los rincones de la tierra; de acuerdo con UNICEF, aproximadamente 353,000 bebés nacen cada día en todo el mundo.

Inspirada por los poderes de su propio cuerpo, Sophie se embarcó en una serie de fotografías titulada Blooming Garden (Jardín floreciente). A pesar de que las imágenes rinden homenaje a todas las áreas de resilencia y vulnerabilidad alojadas en la forma de una mujer, fotografía una región en particular.

Alexandra Sophie
Blooming Garden


La primera fotografía de la serie, también titulada Blooming Garden, visualizó la sensación fantástica de contener dentro de sí el poder de crear, nutrir, florecer y dar a luz. La imagen simple y llamativa, tomada desde arriba, representa una rosa, una margarita, varias hierbas y parches de musgo que adornan la pelvis de una mujer.

Para Sophie, esta imagen representaba la maternidad y, específicamente, el poder del cuerpo de una mujer para dar vida al mundo. Pronto se dio cuenta, sin embargo, de que su Blooming Garden representaba un aspecto de la feminidad de innumerables posibilidades: algunas alegres, otras extrañas, algunas dolorosas y algunas tabúes.



Alexandra Sophie
Blooming Garden

"Al principio, simplemente quería que [el proyecto] representara mis sentimientos personales", dijo Sophie. "No especialmente para compartir con el mundo, sino simplemente con mi familia o el marido, para que puedan entender y ver un poco de lo que sentí. Más tarde, cuando la serie tomó forma, se hizo [aparente] que era, simplemente, un homenaje a todas las mujeres y ¡lo increíble que somos!".

Alexandra Sophie

"Todo vino naturalmente, no tuve que pensar demasiado", agregó Sophie. Una pieza titulada Territorio Virgen representa, sí, la virginidad, como lo simboliza el musgo peludo brotando dos diminutos hongos. La fotografía, destinada a representar el acto de la menstruación, presenta un montículo de mora entre los muslos de una mujer, que gotea un jugo profundo y rojizo. Otro, llamado Huevos rotos, presenta plumas extendidas y cáscaras de huevo agrietadas, los restos de una vida potencial perdida.

Alexandra Sophie
"Sprout" (Brote).

Sophie también está en el proceso de agregar más obras a la serie, abordando temas como el aborto espontáneo, la enfermedad, la vejez, la transexualidad, el aborto, la depresión prenatal y posparto. También espera, en futuros brotes, capturar una gama más diversa de modelos, específicamente en términos de edad y tipo de cuerpo.

Alexandra Sophie
"Broken eggs" (Huevos rotos).

A través de su serie, Sophie espera representar a una amplia gama de mujeres: las pruebas que soportan, las transformaciones que sufren y los triunfos que logran. "Tengo especial cuidado de retratar modelos dentro de su fuerza natural", concluyó. "¿Qué es más fuerte y feroz, de todos modos, que una persona siendo ellos mismos y asumiendo sus opciones?".

Alexandra Sophie
"Mother: Sea of milk" (Madre: Mar de leche).



Alexandra Sophie
"Empty nest" (Nido vacío).



Alexandra Sophie
"Orchids" (Orquideas).



Luna Leung
Luna Leung



Alexandra Sophie
Luna Leung



Alexandra Sophie
"Virgin Territory" (Territorio virgen).


También te puede interesar:

- Un mundo mejor es posible y estos artículos lo demuestran...

- La Guadavulvana, el grabado de una mexicana para celebrar el 12 de diciembre

- ¡Hagamos que las copas menstruales triunfen!