WELLNESS

Seis trucos para verte más descansado por las mañanas

Un simple truco como ropa colorida te puede ayudar.

11/01/2017 8:09 AM CST | Actualizado 11/01/2017 12:35 PM CST

Por mucho que a todos nos gustaría decir que nos levantamos así:


La realidad es la siguiente:


Tanto si eres una persona madrugadora como si no, estar espabilado y despierto no es una tarea fácil, ¿verdad?

Échate agua en la cara, arréglate el pelo, ponte ropa colorida y estarás listo para conquistar el mundo.

Hemos recopilado unos cuantos trucos (sin necesidad de maquillaje) que harán que salgas impecable (o casi) de casa:

LÁVATE LA CARA CON AGUA FRÍA

Este truco es más viejo que la tos, pero funciona. Llena el lavabo con agua muy fría, añade unos cuantos cubitos de hielo para que esté aún más fría y mójate la cara. Esta técnica hace que se cierren los poros y encojan los capilares inmediatamente; por lo tanto, la piel queda con un aspecto más uniforme. Además, ayuda a que te sientas más despierto y eso influye en tu aspecto.


VE AL GIMNASIO

No hay nada que despierte más que el ejercicio. Ve a dar una vuelta, súbete a una elíptica o haz yoga. Cualquier tipo de ejercicio que haga subir las pulsaciones sirve. Cuando se bombea más sangre y aumentan los niveles de endorfinas, los niveles de energía son más altos. Además, da color a las mejillas... ¡ya no se necesita blush!


VE A LA COCINA

Si las bolsas te suponen un problema, pásate por la cocina. Mete dos cucharas en el congelador durante 10 minutos, póntelas sobre los ojos y túmbate. El frío ayuda a calmar la inflamación. Las rajas de pepino frío también funcionan. Relájate y ponte una en cada ojo durante 5 o 10 minutos para aliviar la irritación, las rojeces y la hinchazón.


AGACHA LA CABEZA

Si tienes el pelo largo y quieres arreglártelo rápidamente, agacha la cabeza y deja que cuelgue. Frótate el cuero cabelludo con las yemas de los dedos para que el pelo coja textura y volumen. Este truco también hace que la sangre fluya hacia la cabeza, y así tendrás también más color en las mejillas.


¡HIDRÁTATE!

La deshidratación es uno de los principales culpables de que tengas un mal aspecto. Si no bebes suficiente agua, tendrás la piel grisácea, un aspecto demacrado y las arrugas más pronunciadas. Para evitarlo, hay que beber más agua. Lo ideal es beber ocho vasos de agua al día.


PONTE ROPA COLORIDA

El negro puede hacer que parezcamos más delgados, pero no nos ayuda a intentar parecer despiertos. Los días que estás más cansado, no vistas camisetas o camisas negras y ponte algo de un color que te favorezca: te dará un aspecto menos cansado y más alegre.

Este artículo se publicó originalmente en The Huffington Post y después retomado por el Huffington Post España.

También te puede interesar:

- Dormir dos horas menos cuadruplica tus posibilidades de chocar

- 3 formas en las que el horario de invierno afecta a tu salud

- 9 hábitos antes de dormir que salvarán tu matrimonio