NEGOCIOS

Ley de Vivienda deja fuera a trabajadores independientes y mantiene latente la 'plusvalía'

La normativa de vivienda ignoró la nueva condición social y económica de la Ciudad de México y dejó fuera a profesionistas con negocios propios y a la fuerza laboral que aún renta.

08/01/2017 12:38 PM CST | Actualizado 08/01/2017 7:08 PM CST
alfred_meta

La Nueva Ley de Vivienda de la Ciudad de México no fue lo suficiente incluyente y progresista como se había planeado, por eso se realizó una Norma General de Vivienda para Trabajadores de la CDMX. Pero tampoco resultó.

La Nueva Ley de Vivienda que fue finalmente aprobada para la Ciudad de México deja igual muchas cosas de las que ya se aplicaban en materia de vivienda en esta zona del país y no deja bases sólidas para detonar la producción de la vivienda como se había planeado. Tampoco ayuda a la población que actualmente renta, como se prometió.

Ahora a lo que se debe de poner atención, de acuerdo con Horacio Urbano, director y fundador de Centro Urbano, experto en el sector Vivienda y Bienes Raíces a nivel nacional, es a la nueva normativa que fue aprobada el 19 de diciembre:

La Ley de Vivienda tiene varios catálogos de buenos deseos que no tienen una forma de aplicarse, lo que sí tiene cambios y es importante, es que unos días después se autorizó una nueva Norma de Vivienda, esa sí es relevanteHoracio Urbano, fundador de Centro Urbano y especialista en el sector vivienda

Conoce la Nueva Ley que te podría quitar el valor que tu vivienda gane

La Norma General de Vivienda para Trabajadores de la CDMX pretende crear las condiciones para que pueda haber vivienda para los trabajadores que son derechohabientes de la seguridad social, o sea, los que están afiliados al Infonavit y al Fovissste, que anteriormente (porque la norma aún no es aplicada), no podían acceder a vivienda.

De nada sirve que haya miles de personas con derecho de crédito Infonavit y Fovissste porque no van a encontrar viviendas a precio a decuado en la Ciudad de México, esa es una de las cosas que buscaba esta normaHoracio Urbano

Sin embargo, no todos estuvieron invitados a la posibilidad de contar con mecanismos más fáciles para adquirir una vivienda en la Ciudad de México. La Norma General de Vivienda para Trabajadores de la CDMX deja fuera a los profesionistas independientes, a los trabajadores que cobran a través de un recibo de honorarios y a los emprendedores, que por las condiciones laborales del país y de la misma población, cada día son más.

"Se necesitaba una reforma más incluyente y abierta. ¿Por qué no atender a quien es independiente y tiene forma de comprobar gastos?, o sea emprendedores, y ya hay una nueva forma de contratar, los reporteros no están en nómina, los que cobran por honorarios tampoco están en nómina", detalla Horacio Urbano.

Las personas que arrendan o rentan en la Ciudad de México tampoco están contempladas por esta nueva ley.

"Es una ley muy light, que no tiene ninguna herramienta para acelerar la producción de vivienda, y no estoy hablando de apoyar a los empresarios, sino que, si tú aumentas las densidades en el suelo, puedes hacer más casas y te va a costar menos", explicó.

Pero no todo es malo: La nueva norma prohibió construir en zonas consideradas de alto riesgo, que las viviendas y propiciará la construcción de hogares por debajo al millón y medio de pesos, cosa que ya es prácticamente imposible encontrar en la Ciudad de México.

En 2017 subirán hipotecas y créditos automotrices por miedo a Trump y a la inflación

Borrón y cuenta plusvalía nueva

Para el 16 de diciembre la inclusión y la redacción poco apropiada del concepto de plusvalía en la Nueva Ley de Vivienda de la Ciudad de México ya había provocado mucha inconformidad en la población, es por eso que la Comisión de Vivienda de la Asamblea Legislativa aprobó la nueva redacción del artículo 94 y quedó así:

"El gobierno de la Ciudad de México destinará los recursos recabados por concepto de mejoras, medidas de mitigación e incrementos a la densidad por parte de empresas desarrolladoras al mejoramiento del espacio público, infraestructura urbana, y en general al entorno de la zona donde se llevó a cabo el desarrollo.

"Asimismo, podrá proponer modificaciones al órgano legislativo en materia desarrollo urbano a fin de contribuir al financiamiento e instrumentación del ordenamiento territorial el desarrollo urbano sustentable y el desarrollo metropolitano en condiciones de equidad conforme a lo establecido en la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.

Precios de tortilla, leche y huevo podrían aumentar hasta 30% en 2017

"La Secretaría de Finanzas propondrá conforme a sus atribuciones, asignar al Instituto de Vivienda un porcentaje de estos recursos para la adquisición de reservas para la construcción de vivienda de interés social y popular, así como para la producción social del hábitat y de vivienda".

Pero cada Ley necesita una reglamentación para ser aplicada. Es por eso que, de acuerdo con Horacio Urbano, aún puede ser aplicado o introducido este concepto en la implementación de estas nuevas disposiciones.

Pero calma, a los propietarios de las viviendas no les será cobrado adicional a sus escrituras, sólo aplicaría a los constructores:

"Las plusvalías, falta ver cómo lo van a dejar, a fin de cuentas falta ver cómo lo van a aplicar las entidades fiscalizadoras, el concepto sobrevive. Ya habrá que ver a la hora que lo regulen, específicamente, que hagan los reglamentos para aplicar los cobros cómo van a quedar".

Esto no es aplicado a los que compren vivienda.

"Incluso con el tema de la plusvalía, que yo considero debe de haber, no son impuestos, son pagos de derechos que serán aplicados una sola vez y son fundamentalmente a la hora de desarrollar una vivienda".

Lo que debemos vigilar de la nueva norma

Hay dos aspectos más que los ciudadanos de la Ciudad de México debemos tener muy en cuenta a partir de la implementación de la nueva Norma General de Vivienda para Trabajadores de la CDMX. El primero de ellos tiene que ver con la venta de las viviendas.

El rumor que arrebató la cordura a la CDMX

Una de las disposiciones de la norma indica que quien compra una vivienda no la puede vender sino hasta que pasen siete años. Siete años.

¿Por?, en teoría es para evitar la especulación en el precio.

Al respecto Horacio Urbano explica que si bien la vivienda es un bien social al cual tienen derecho todos los ciudadanos, también es un producto que se compra con un crédito, o sea, un bien económico.

Otro es que buena parte de los beneficiados por esta norma serán sólo los desarrollos hechos por el Instituto de Vivienda del Distrito Federal (INVI).

"Ellos serán los beneficiados con esa norma y eso no es muy bueno, porque ellos operan en su mayoría con clientelas y organizaciones políticas", concluye el especialista.

También te puede interesar:

- La noche en la que los Reyes Magos se enfrentaron al gasolinazo y a la inflación

- Las redes sociales fueron usadas para sembrar miedo tras saqueos: Trejo Delarbre

- Una asociación repartirá 4,200 porros durante la toma de posesión de Trump