ENTRETENIMIENTO

Qué es la diabetes tipo 2 y cómo evitarla: el caso de Tom Hanks

Te decimos cómo prevenirla.

20/12/2016 6:50 AM CST | Actualizado 20/12/2016 6:50 AM CST
GTRESONLINE

El año 2013 fue el año en que Tom Hanks supo que tenía diabetes tipo 2.

El actor se lo contó entonces al presentador David Letterman y lo ha vuelto a recordar recientemente en una entrevista con el diario británico Independent, en la que ha confesado haber sido "un idiota y y no haber controlado como es debido" su dieta y su peso.

Las palabras de Hanks han hecho que muchos se planteen qué es la diabetes tipo 2, en qué se diferencia de la tipo 1 y qué personas tienen más riesgo de desarrollarla.

La diabetes, tanto la tipo 1 como 2, se produce cuando hay elevados índices de glucosa en sangre, explica Edelmiro Menéndez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

La diferencia entre una y otra son las causas que la producen y cómo deben tratarse uno y otro caso.

"La diabetes tipo 2 se produce por una insensibilidad a la acción de la insulina", aclara Menéndez.

Mientras que la tipo 1 es "una enfermedad con origen inmunológico en el que se destruyen las células beta del páncreas (las que segregan insulina) en un periodo de tiempo muy corto. Por eso hace falta que se inyecte insulina", aclara.

Lo que influye en el desarrollo de esta enfermedad es tener sobrepeso, especialmente en la zona abdominal. Esto está relacionado con la alimentación y el ejercicio o falta del mismo"

Los diferentes orígenes o causas son los que hacen que tratamiento sea distinto.

La diabetes de Hanks no requiere de insulina y en la mayoría de los casos se puede controlar con dieta y ejercicio.

En la diabetes tipo 1 el tratamiento es con insulina. "Lo curioso es que, pese a que las causas y los tratamientos sean distintos, las complicaciones son las mismas", explica el especialista.

Estas complicaciones son el aumento de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular así como problemas de visión.

EL CASO DE HANKS Y OTROS SIMILARES

El doctor Menéndez explica que el riesgo de diabetes tipo 2 aumenta con la edad.

De hecho, una de cada tres personas mayores de 65 años tiene esta enfermedad.

El estudio Di@bet.es, realizado en 2011 por la Sociedad Española de Diabetes, apunta que un 13,8% de españoles mayores de 18 años padece esta enfermedad.

En el mundo existen 246 millones de personas afectadas y se estima que el número pueda elevarse a 380 millones en 2025.

"Lo que influye en el desarrollo de esta enfermedad es tener sobrepeso, especialmente en la zona abdominal. Esto está relacionado con la alimentación y el ejercicio o falta del mismo", explica Menéndez.

"Luego hay otro factor inevitable que son los años", añade. "A partir de determinada edad, aumenta el riesgo. Y también está la genética. La diabetes tipo 2 es más frecuente en aquellas personas que en su familia tengan antecedentes".

Tom Hanks, que cumplió en junio 60 años, está dentro de ese grupo de riesgo.

En 2013 tenía 57 y su fenotipo se aproxima, según el propio Menéndez, al de las personas sensibles a padecer esta enfermedad por su tendencia a acumular grasa abdominal.

"De todas formas estos factores influyen en el 80% de los casos, hay un 20% de personas con diabetes tipo 2 que no está tan claro por qué la tienen", añade.

En cualquier caso, para aquellos que quieran mantener la enfermedad alejada, Menéndez tiene un único consejo: cuidar la dieta y mantener el peso a raya. Y apunta un alimento clave para lograr este objetivo: el aceite de oliva, consumido con moderación, es el único alimento que ayuda a controlar la enfermedad.

Según un estudio de la American Diabetes Association, ayuda a descender los niveles de glucosa en sangre en un 12% y reduce los niveles sanguíneos de insulina en personas sanas. Esto indica que con menos cantidad de esta hormona se mantiene el nivel adecuado de glucosa en sangre.

infografía diabetes tipo 2

También te puede interesar:

- 7 temas de salud que buscaste este año

- En México, estamos cada vez más gordos

- Cómo proteger a tus riñones de los efectos tóxicos de los medicamentos