POLÍTICA

Harta inseguridad a Milpa Alta; planean crear policía comunitaria

Aunque es la Delegación más segura de la Ciudad de México, los habitantes ven un repunte en la violencia y proyectan crear una vigilancia en la zona urbana

19/12/2016 5:00 AM CST
Cuartoscuro
El 22 de febrero de 2010, cinco policías federales fueron rescatados luego de que habitantes de San Pedro Actopan, en la Delegación Milpa Alta, intentaron lincharlos al acusarlos de delincuentes.

Aunque Milpa Alta es la delegación más seguras de la Ciudad de México – debido también a que es la demarcación con menos habitantes--, no la exime de ser azolada por la delincuencia, la cual ha ido en repunte.

Milpa Alta es la delegación más segura de la Ciudad de México, según el estudio de la organización "Observatorio Ciudad de México. Seguridad y Justicia".

Por ello, vecinos de los pueblos de San Pablo Oztotepec, San Pedro Atocpan, Santa Ana Tlacotenco y San Antonio Tecómit, en aquella demarcación, decidieron organizarse con la intención de echar andar una policía comunitaria.

"Milpa es una Delegación tranquila, la más segura de la Ciudad de México, pero lo que queremos es que no se vaya de las manos, porque hay una preocupación.

"Por ejemplo, en los últimos 3 meses ha habido tres asesinatos en Tecómit, cosa que antes en Milpa Alta jamás se veía. También en una gasera de San Pablo asaltaron con armas dos veces en un mes", cuenta Gabriel Mejía, representante vecinal en entrevista con el Huffington Post.

El líder comunitario explica que más allá de las denuncias, en la población hay un sentimiento de que el problema de la inseguridad se les está yendo de las manos y, por ello, plantean la creación de una policía comunitaria.

"Nosotros decimos que sí es responsabilidad de la autoridad, pero también decimos que los ciudadanos tenemos algo que hacer.

"Nosotros no tenemos las condiciones para pelearnos con la delincuencia, por las condiciones que tienen nuestros pueblos, que son pueblos originarios, debe haber un trabajo conjunto con la autoridad para que haya vigilancia comunitaria."

Mejía señala que los habitantes de la zona están conscientes de que el problema de la inseguridad puede salírseles de las manos y, por ello, están buscando el apoyo de las autoridades en la ruta por construir un grupo de vigilancia comunitaria.

"Hemos tomado la decisión porque lo hemos platicado con otros vecinos, para que podamos tener una estructura organizativa.

"En este momento en nuestros pueblos se está viendo inseguridad que antes no se vivía y entonces algo tenemos que hacer."

Por ello, vecinos de Milpa Alta protestaron hace una semana en el Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México para buscar ser escuchados por las autoridades.

"Tenemos que ir allá (al Palacio del Ayuntamiento) porque tenemos claro que la autoridad delegacional no tiene mando sobre la Policía, pero tiene responsabilidades de prevención.

En nuestros pueblos hay vigilancia comunitaria no armada en la zona boscosa, porque antes iban a dejar, por ejemplo, autos desvalijados y otros actos de la delincuencia, y actualmente hay brigadas con radios de comunicación y, desde que surgieron sí tuvo un impacto positivo."

Mejía señala que dicho esquema de vigilancia comunitaria se puede replicar.

"Hoy se hace en la zona boscosa y se puede replicar en la zona urbana, claro que requiere un proceso de organización, porque no es algo que se haga muy fácil, pero creemos que sí se puede porque nuestros pueblos estamos acostumbrados a organizarnos.

No queremos llegar a que los vecinos tengan que estar armados, sabemos que la violencia no es lo correcto, creemos que todavía es momento de ponernos de acuerdo para que esto se modifique y que esto no suceda.""No queremos llegar a que los vecinos tengan que estar armados, sabemos que la violencia no es lo correcto, creemos que todavía es momento de ponernos de acuerdo para que esto se modifique y que esto no suceda."

Mejía enfatiza en la necesidad de que la comunidad participe en la vigilancia.

"Yo te puedo decir que nuestros pueblos siempre han tomado decisiones muy firmes y no queremos llegar a eso, no nos gusta, no queremos que seamos noticias, por ejemplo cuando lo hemos sido porque hay linchamientos.

"Nosotros como vecinos queremos participar, pero no nos ignoren o no nieguen el problema, porque si lo niegan entonces sí los pueblos quién sabe qué harán en el camino."

A propuesta de ellos, personal de la Secretaría de Gobierno, de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia acudió el 15 de diciembre a la zona para ver en qué podían trabajar en conjunto.

"Ojalá tengamos resultados, porque a veces a los pueblos nos acusan de muchas cosas y nosotros lo que estamos diciendo es pongan atención, no nos subestimen", concluye Mejía.

Te puede interesar:

Guerrero, en el ojo de la ONU y sin lugar para sus muertos

¿Qué pasó en Totolapan? #Guerrero