ESTILO DE VIDA

Ahora puedes llevar los "garabatos" de tus pequeños a donde quiera que vayas

Si eres papá, vas a querer ser dueño de uno de estos accesorios.

08/12/2016 12:14 PM CST | Actualizado 08/12/2016 3:43 PM CST

ifonly.mx

Si tienes un hijo, sobrino, ahijado... que es amante de las crayolas y los garabatos, amarás lo que esta emprendedora mexicana está haciendo.

Hace tres años, Karla Veytia pensó en lo emotivo que sería convertir en joyería los dibujos de su primogénita, "Chikis". La pequeña tenía apenas dos años y ya mostraba una gran afición por dibujar. Pero no sólo eso, la niña imprimía muchísimo amor en cada una de sus creaciones: "Era una forma de plasmar todo lo que tenía en su cabeza, todo su mundito, en una hoja de papel".

Entonces Karla descubrió que era posible inmortalizar estos dibujos. Y llevarlos de la hoja de papel al taller orfebre para ser impresos en plata u oro.

ifonly.mx

La inspiración para crear "Jool a Story" le llegó cuando descubrió que había quienes convertían los dibujos de los niños en dijes; entonces entendió que era más fácil coleccionar estas piezas que las hojas de papel.

Decidió traer aquella oferta al mercado mexicano: en marzo de este año, nació "Jool a Story".

El proceso por el que debe pasar una pieza inicia cuando el cliente le envía su dibujo a Karla; ella trabaja en el boceto y en "pelotear" cómo quedaría el producto final: tamaño, líneas a reforzar, textura. Finalmente le manda el diseño a un artesano que se encarga de darle crear los dijes, aretes, mancuernillas o llaveros que terminarán en el joyero del feliz papá o mamá.

ifonly.mx

Karla Veytia estudió Fashion Business en Milán, después trabajó en el área de Marketing y PR en Louis Vuitton; posteriormente se casó, se embarazó y se dedicó a ser madre, hasta que arrancó "Jool a Story".

En estos nueve meses de trabajo, su empresa ha fabricado cerca de 60 piezas personalizadas grabadas con la leyenda o el dibujo de los niños.

El primer dibujo de "Chikis" que Karla convirtió en una joya fue un garabato; el más reciente fue un retrato que su pequeña hizo de ella: "Me sentí muy especial de que mi hija me estaba viendo". Explica que este es justo el sentimiento común de los padres que deciden llevar los dibujos de sus hijos al oro o la plata (.925).

Los niños, por su parte, "valoran el hecho de que traigas puesto algo que ellos hicieron"; les haces saber lo importantes que son para ti y ellos piensan: "Ahí voy yo contigo".

ifonly.mx
ifonly.mx

Si te interesa tener una de las piezas, puedes hacer tu pedido en este link.

También te puede interesar:

- ¡Equis, güey, es Juárez!

- Conoce la nueva ley que te podría quitar el valor que tu vivienda gane

- Madonna confiesa que besó a Michael Jackson