POLÍTICA

Y todavía faltan dos años...

Al cumplir cuatro años en el gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto está sumido en una crisis de popularidad, el país enfrenta los más altos niveles de violencia en lo que va del sexenio y la devaluación del peso.

01/12/2016 12:30 PM CST | Actualizado 01/12/2016 1:42 PM CST
LightRocket via Getty Images

Cuatro años después de asumir el cargo de presidente de la República, el gobierno de Enrique Peña Nieto tiene uno de los niveles más bajos de aprobación en los últimos 20 años, además de enfrentar el año más violento en lo que va del sexenio, la devaluación del peso frente al dólar y serios cuestionamientos a la política del combate a la corrupción.

De acuerdo con la más reciente encuesta de Reforma, el nivel de aprobación de Peña se mantiene en apenas 24% frente a un 73% de rechazo al 1 de diciembre de 2016. Una cifra que si bien representa un ligero repunte en comparación con agosto, se mantiene en el margen de los peores niveles de aprobación para un presidente en México desde 1995, año en que el rotativo comenzó a realizar el ejercicio estadístico.

Reforma

Un descontento que se tradujo en una derrota histórica para el PRI durante las elecciones de 2016, luego de que el partido de Peña Nieto perdió 7 de las 12 gubernaturas en juego, incluyendo estados como Veracruz, Tamaulipas y Durango, que llevaban 86 años sin alternancia en el poder.

En su cuarto año de gobierno, el mandatario también recibió fuertes críticas por parte de políticos e intelectuales luego de invitar al entonces candidato presidencial Donald Trump a México, para minutos después, enfrascarse con el ahora presidente estadounidense en una polémica sobre quién debería pagar el muro fronterizo entre México y Estados Unidos.

ASSOCIATED PRESS

El "trumpezón" de Peña

"No creo que pueda encontrarse, en la larga historia de la política mexicana, una decisión más estúpida que la invitación que el presidente Peña Nieto hizo a Donald Trump la semana pasada", escribió en septiembre pasado el politólogo Jesús Silva-Herzog Márquez justo después del trato de jefe de Estado que recibió Trump en Los Pinos aún en su calidad de candidato presidencial del partido republicano.

Otro hecho relevante en el último año de gobierno ha sido el repunte de la violencia, ya que 2016 registró una alza en el número de delitos cometidos y el mayor número de asesinatos en lo que va del sexenio, con un promedio de 30 asesinatos al día.

Octubre sangriento: el mes más violento en lo que va del sexenio

¿Bajó la delincuencia en México?

En este sentido, un documento de la Procuraduría General de la República sostiene que en lo que va del sexenio de Peña, se habían registrado al menos 28 mil asesinatos presuntamente vinculados al crimen organizado hasta junio de 2016. Esto, de acuerdo con un documento elaborado por el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información, publicado por el periódico Milenio.

En el ámbito económico, el último año de gobierno estuvo marcado por la crisis financiera de Pemex, el estancamiento de la economía y la devaluación del peso frente al dólar, situación que sumado a la invitación de Trump, provocó la salida de Luis Videgaray en la Secretaría de Hacienda. Y un distanciamiento con los últimos meses de la administración de Barack Obama.

La renuncia de su "cuate" Videgaray hace más profunda la crisis del gobierno de Peña

Mientras el dólar tenía un costo de 16.90 pesos el 1 de diciembre de 2015, un año después el dólar alcanzó los 21.32 pesos por unidad en ventanillas bancarias, lo cual representa una depreciación de 26% en tan sólo un año.

Peña también enfrentó fuertes críticas por la manera en que el PRI trató de frenar en el Congreso la iniciativa original del Sistema Nacional Anticorrupción propuesta por organizaciones civiles, para luego pretender ahorcar dicha iniciativa al no considerarla dentro del presupuesto de 2017. Esto, además de otra serie de descalificaciones por el nombramiento del senador Raúl Cervantes como titular de la PGR, en medio de una maniobra política que buscaba convertir al nuevo procurador en el Fiscal General durante un periodo de nueve años, hecho que desató protestas por parte de organizaciones civiles y obligó a recular a Peña.

Diseñan ciudadanos propuesta de Fiscalía General (sin Cervantes)

Pero nada ha marcado más el último año que el escándalo por el desfalco de los gobernadores. Un caso en que el gobierno el presidente Peña también ha tenido que enfrentar críticas por la manera en que las autoridades mexicanas dejaron escapar al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien se encuentra hoy prófugo de la justicia a pesar de las múltiples señales de que el "campeón de la corrupción" se daría a la fuga tras pedir licencia para abandonar el cargo.

Los ciudadanos nos sentimos burlados por huida de Duarte: IMCO

Huff Post

Y además de esto, Peña también ha tenido que lidiar con el descontento al interior del PRI tras la salida de Manlio Fabio Beltrones de la dirigencia del partido tras la derrota electoral de 2015, y la designación de un cercano a Videgaray, Enrique Ochoa, como nuevo dirigente del tricolor sin consultar a las bases del partido.

El miedo a Trump que podría abrirle camino a Beltrones rumbo a 2018

De este modo, el cuarto año de Peña ha estado más marcado por los conflictos a resolver rumbo al proceso electroal de 2018, más que por el impulso reformador que caracterizó los primeros años de su gobierno. Reformas que, dicho sea de paso, de poco le han servido para mejorar sus niveles de aceptación entre los mexicanos.

::.