ENTRETENIMIENTO

El lonche de la discordia y su sabroso final

La discusión por una comida

01/12/2016 7:07 PM CST | Actualizado 02/12/2016 12:31 AM CST
Facebook

El amor de una pareja se puso entre la espada y la pared después de que ella le puso el lonche para el lunes y no se veía nada apetecible.

Habló con HuffPost México Juan Pablo Moreno, un joven regiomontano que se volvió un tema viral porque su señora, de la que dejaremos su nombre en el anonimato, le puso la comida para el día en una bolsa.

Checo Pérez y Hawkers con sus redes sociales

"Es que un día antes fuimos a una fiesta y ella me dijo, agarra de ahí en el refri te dejé el lonche en una bolsa negra, pues lo agarré" relata Juan Pablo, sin esperar lo que había dentro.

Juan Pablo trabaja como técnico mecánico en una empresa y cuando dio la hora de comida el salió a tomar sus alimentos, "me empezaron a echar carrilla, que me había equivocado de comida, que se la bañó mi señora con eso" recuerda entre risas, "me decían que le tomara una foto y que la subiera al Facebook", sin esperar lo que esto llegaría a ser.

Los mejores tacos del mundo

Ahora el comenta que se ha compartido 33,245 veces y que hay personas de Texas, Argentina y Guanajuato que vieron la forma en la que se tuvo que llevar la comida ese día y lo han saludado por mensaje. "No pues sí ya le dije que por qué me puso la comida así, que ya extraño a mi mamá" La joven pareja tiene apenas unos días de vivir juntos, ella no quiso hablar del caso y respetamos su anonimato.

Gastromonía mexicana, ¡lo tienes que ver!

Un grupo carnicero de Monterrey, Carnes Ramos, al ver este caso se puso en contacto con Juan Pablo ofreciéndole una semana de alimentos en su sucursal más cercana, en este caso San Nicolás. Este joven aficionado de los Tigres de la U de Nuevo León no lo pasará mal este fin de semana, además de que espera la quinta estrella de los del Tuca Ferreti, estará bien surtido.

"Hasta el fin de semana me van a dar carne, y ahora para el juego de los Tigres, voy a pedir unos cortes", comenta Juan Pablo que le ofrecieron cervezas también una compañía pero él las rechazó ya que no toma, "ni para que aceptar algo que no vamos a consumir".

Hasta ahora la pareja ha tomado con humor la anécdota y se vuelve a comprobar el poder de las redes sociales y del trabajo que tiene una pareja primeriza para adaptarse a vivir juntos.