NEGOCIOS

Una mochila para sentirte más seguro

Juan David Hernández habló con HuffPost México y nos contó que después de ver los problemas en su ciudad, creó el prototipo para una mochila antibalas para que todo niño regrese a salvo a casa.

25/11/2016 4:31 AM CST | Actualizado 25/11/2016 9:56 AM CST

Los verdaderos emprendedores surgen en los momentos más difíciles.

Juan David, de 11 años, y su familia -Matamoros (norte de México)- se enteraron de un concurso tres días antes de que terminara la convocatoria. Poco probable que alguien lograra concluir un proyecto de ciencia en ese tiempo, menos, uno que pudiera ganar la ExpoCiencias Tamaulipas y Certamen de Creatividad e Innovación Tecnológica.

Olga Edith Rojas, la madre del creador del controversial proyecto que pone al descubierto las necesidades de la infancia en regiones del país, se entera por la maestra de Juan David del próximo concurso en apenas tres días. "En tres días no se puede crear nada y le dije que no, que pues este año no participaría", resolvió ante la premura del proyecto.

Al finalizar las clases del día la profesora insistió y se comunicó con Olga. "David quiere participar, él ya tiene un proyecto, ya lo redactó, ya lo hizo, ya buscó la solución, la propuesta"; a ella solo le quedaba apoyarlo.

David Hernández es el creador de Mochila de Seguridad, el proyecto ganador de un concurso regional que surgió a raíz de la violencia que vive Tamaulipas. "Me puse a pensar, ¿cuál es la problemática que tenemos aquí en Matamoros?, bueno pues es la delincuencia, entonces no solo aquí en Matamoros, aquí en Tamaulipas y en muchos lugares del mundo", explica el estudiante.

Matamoros, ciudad fronteriza con Estados Unidos, se enfrenta a retos contra el narco y la delincuencia organizada. Al tercer trimestre del 2016 alcanzó una cifra de 36 homicidios dolosos o relacionados con el crimen organizado.

LA IDEA

"Se me ocurrió por la problemática que tenemos aquí en Matamoros, que tenemos lamentablemente en la localidad y en muchos lugares de mi ciudad, incluso, de mi país. Existe un gran número de delincuencia, robos, asaltos, secuestros, balaceras", dice Juan David para HuffPost México sobre la necesidad de seguridad en su región.

En el reporte del Sistema Nacional de Seguridad del año pasado, Matamoros había rebasado la media nacional de homicidios dolosos -13.07 por cada 100 mil habitantes- al registrar 15.9, que según el último censo de 2010 rondaría los 450 mil habitantes.

CARACTERÍSTICAS

Juan David tiene 11 años y le falta poco para salir de la primaria, pero explica como todo un ingeniero de larga carrera los equipamientos de su mochila:

  • Placa resistente a las balas. "Las balaceras son cotidianas en mi ciudad".
  • Rastreador de GPS enlazado al teléfono de sus padres en caso de robo o secuestro.
  • Alarma sónica, que en caso de sentirse amenazado puede activar una alarma de auxilio. "Yo puedo activar la alarma haciendo que las demás personas me puedan venir a ayudar y así el agresor se aleje".
  • Linterna.
  • Cargador USB.

"Se diseñó esta mochila que nos ayuda a estar un poco más seguros y a mantener a nuestros padres más tranquilos", afirma David, muy seguro de su invento. El siguiente paso es obtener una patente.

A PRUEBA DE BALAS

La ciudad de Matamoros que llegó a ser el municipio más poblado de Tamaulipas en la década de los 80, ha vivido escenarios rudos, el abatimiento de lugartenientes y constantes disputas por la plaza más oriental de la frontera con Estados Unidos.

Esto es lo que se vive en una balacera y un enfrentamiento grave, ¿y si tienes 10 años qué haces?

Su madre Olga está consciente de la situación en su ciudad y reconoce que Juan David ha presenciado varias disputas a balazos.

La verdad sí. Le ha tocado tres veces. Una estando dentro de clases, otra en el trayecto en el que yo lo llevaba a la escuela, y otra, en el trayecto de la salida de la escuela hacia la casa, con su papáOlga Edith Rojas, madre de Juan David Hernández Rojas


Todos los días asesinan a 4 niños y 7 mujeres en México

La madre está preocupada por el entorno en el que crecen; sin embargo, está clara en que "un niño no debería de estar pensando en eso", pero dice sentirse "muy orgullosa de su idea y de su proyecto".

Sin embargo, para David el haber creado una mochila blindada no significa que no esté consciente de lo que se está perdiendo por un problema que él no debería de estar resolviendo a su edad:

A mí me cuentan mis padres cómo ellos eran libres de salir a donde sea, no había delincuencia. Quisiera que el tiempo volviera a ser como antesJuan David Hernández Rojas

Pero si no es él, ¿quién?

UN NIÑO PROACTIVO

Juan David Hernández Rojas es el mayor de tres hermanos y está próximo a ingresar a la secundaria, pero su formación no sólo viene de la escuela, su familia ha sido la clave para el desarrollo de sus aptitudes.

Son una familia de clase media de la frontera tamaulipeca. Olga Edith Rojas se ha dedicado en los últimos años a cuidar de su familia, luego de haber trabajado en kínder y guarderías, mientras que su padre es ingeniero eléctrico y en electrónica en la industria manufacturera.

De ahí que David maneje a la perfección conceptos básicos de electrónica y ensamble, y que podrían serle útiles a futuro porque una de las tantas carreras que quiere adoptar es la de inventor.

Olga Edith Rojas recuerda que su hijo siempre ha sido inquieto, tratando de resolver los problemas del mundo. "Siempre, desde niño, yo creo que desde que empezó a hablar, ha estado mucho en cualquier cosa que se propone, apenas empezaba a hablar y ya sabía contar del uno al 100 a los dos años".

BLOG: Los sueños no se hacen realidad, se trabajan

CUANDO SEA GRANDE SERÉ...

David no lo dice pero en su forma de hablar se nota que el sexto de primaria ya es eterno, y ya le es claro qué quiere ser cuando sea grande, una especie de navaja suiza.

Me gustaría ser ingeniero en electrónica como mi papá y más, superarlo, y también me gustaría ser político. Me gustaría ayudar a combatir la delincuencia, que se acabara y también dar seguridad a los niños de Matamoros, de Tamaulipas. Dar seguridadJuan David Hernández Rojas

Y las expectativas de Juan David no son menores:

"También me gustaría escribir periódicos, escribir noticias. Ser un periodista, leer, hacer libros, muchos libros".

Aunque se ha vuelto muy popular en su escuela, no lo dejan tener novia "todavía estoy muy chico" dice entre risas, en futuro inmediato hay una prioridad: patentar su invención, y ya está en ello.

También te puede interesar:

- Estas dos pequeñas te enseñarán a desprenderte de tu cabello por una buena causa

- Representante de la ONU dice que México está en la mejor situación en normas proderechos de la niñez