NEGOCIOS

Láaaastima Cerezales, el expresidente de Modelo no te dejó 200 millones de euros

Por un momento se pensó que los habitantes de Cerezales del Condado, lugar de origen de Antonino Fernández en España, habían heredado 2 millones de euros por cabeza... pero no.

25/11/2016 8:31 AM CST | Actualizado 25/11/2016 8:34 AM CST
Cuartoscuro
Don Antonino Fernández en 2004, cuando como presidente administrativo de Grupo Modelo celebró el décimo aniversario de la entrada de su conglomerado cervecero a la Bolsa Mexicana de Valores.

Los reportes de que Antonino Fernández, patriarca de Grupo Modelo, y autor del éxito de Corona, la marca de cerveza mexicana más famosa del mundo, había dejado 200 millones de euros a los poquísimos residentes de su pueblo natal en España, subieron más rápido que la espuma.

Sin embargo, todo fue una simple ilusión pues la propia fundación que él creó en su pueblo de Cerezales del Condado, en la región de León, desmintió la información.

En muchos medios se afirmó que Fernández, quien falleció en agosto de este año a los 99 años de edad, había dejado 2 millones de euros para cada uno de los más de 80 cerezalenses en la localidad del norte de España donde el empresario mexicano nació.

Pero una vocera de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia, una institución creada por el empresario cervecero, dijo al HuffPost que los reportes no son correctos.

"Me temo que tengo que negar este dato", dijo Lucía Alejos. "La información que se ha publicado no es correcta". Esto en referencia a loas notas que surgieron en torno a que don Antonino había dejado en herencia 200 millones de euros a los residentes del condado. La idea se formó de que el creador de Corona había vuelto millonario a cada uno de sus paisanos.

Lo cierto, dijo Alaejos, es que Fernández nunca olvidó su pueblo, del que salió a los 32 años, y en sus actos de filantropía siempre incluyó a Cerecales del Condado. "Él hizo mucho por el pueblo durante toda su vida", dijo la vocera.

Uno de 13 hermanos, don Antonino creció en la pobreza en esta pequeña localidad leonesa y tuvo que abandonar la escuela a los 14 pues a sus padres no les alcanzaba para pagarla.

En 1949, junto con su esposa Cinia, viajó a México, donde comenzó a trabajar en Cervecería Modelo, fundada por Pablo Díez, tío de su mujer. Ahí fue escalando posiciones hasta llegar a ser director general y finalmente presidente administrativo.