ENTRETENIMIENTO

Los herederos de Dinamarca posan tras una caza de venados

Dicen que es tradición eso de matar por diversión.

24/11/2016 12:25 PM CST | Actualizado 24/11/2016 12:38 PM CST
Luca Teuchmann / WireImage

Se supone que somos una sociedad más consciente y aprendimos que matar por diversión es de pésimo gusto, pero la Familia Real de Dinamarca se junta cada año en estas fechas para dar inicio a su "festival" llamado The Hunting Parade.

Esta velada se llevó a cabo el pasado martes, en el palacio de Fredensborg en la isla Zealand. Como en años pasados, los rostros principales de la realeza se presentan para felicitar a los cazadores, pero este 2016, los herederos a la corona invitaron a sus hijos de 5 años a ver el "show", hecho que perturbó a mucha gente en redes sociales y a PETA.

Resulta que los príncipes y futuros reyes de dicho país, Mary y Frederik, llevaron a sus gemelos de cinco años Vincent y Josephine al jardín de la propiedad para ver y "admirar" los cadáveres de ciervos que estaban acostados en el pasto, mientras los fotógrafos los captaban.

La mayoría de los animales estaban ensangrentados y destripados, ya que antes de colocarlos en posición de foto, los expertos inspeccionan sus entrañas.

En las imágenes, las cuales circulan por redes sociales, se aprecia a la princesa Mary hablándole a la pequeña Josephine, mientras la niña presta atención a la sangre y cadáveres.

La que aparece muy sonriente en las imágenes es la reina Margrethe, quien aparece sentada en una silla observando su alrededor.

El director de PETA Australia, Ashley Fruno, aseguró que no hay nada "noble" en matar por diversión.

Y criticó que los príncipes le enseñen a sus pequeños que matar animales es aceptable, "es una pobre decisión de crianza", aseguró en un comunicado.

Definitivamente estas imágenes nos remordieron, más las sonrisas.