WELLNESS

Qué hacer cuando la política invade la mesa en estas fiestas

Día de Gracias, Navidad, año nuevo y la sobremesa.

22/11/2016 10:54 AM CST | Actualizado 22/11/2016 12:29 PM CST

Getty Images/Westend61

Las festividades están siempre asociadas con comida rica que te hace sentir bien, amigos y familia. Sin embargo, como en este año hubo unas muy sucias elecciones en Estados Unidos, en esta ocasión podría haber una invitada más a la mesa: la hostilidad.

La semana pasada, The New York Times informó que algunas familias estaban cancelando sus planes de Día de Gracias debido a sus ideas políticas. Pero aquellos que sí seguirán sus planes, claro que se enfrentarán a emociones negativas.

Estudios demuestran que las elecciones fueron motivo de estrés para más de la mitad de los estadounidenses. Toma esa ansiedad y combínala con conversaciones incómodas con parientes lejanos que no tienen las mismas ideas que tú y todo será más difícil de manejar.

Sin embargo, es importante cuidarte en este tipo de situaciones y mantener bajos tus niveles de estrés. A continuación, algunos expertos muestran alternativas para cuidarte de familiares con diferentes ideas políticas que tú.

1. Prepárate mentalmente

Si vas a toparte con parientes conflictivos durante las fiestas, es bueno considerar todos los escenarios antes de que aparezcan, dice el psicólogo Carl Sheperis. Él recomienda tener una estrategia para conversaciones subidas de tono (aunque sea "acuerdo en no acordar" o algo más específico).

"Es un hecho que las personas tienen diferentes sistemas de creencias", cuenta al HuffPost. "Deberías sentirte libre de expresarlo, pero no entrar tanto en enredos".

2. Pon reglas

A veces, poner una política de "no política" es lo mejor, dice Sheperis. Si sabes que debatir algo va a calentar los ánimos y enojará a alguien, es mejor no discutirlo. Pon esa regla desde el principio.

"Recuerda que tienes la opción de no tener estas conversaciones", explica. Es tan simple como decir: "Quiero disfrutar nuestro tiempo juntos, ¿podemos dejar esta discusión fuera de la mesa?".

Por esta razón NUNCA debes enjuagar un pavo crudo

3. Ten a un amigo al pendiente

El especialista recomienda tener un aliado para cuando sientas que estás a nada de enojarte. "Un confidente te puede salvar de la dinámica familiar", dice. Y la ciencia respalda este consejo: estudios aseguran que platicar con conocidos puede reducir los niveles de estrés.

Si no quieres interrumpir a un amigo, la terapeuta Karen Ruskin sugiere hacer conexión en otra parte, como jugar con tus primitos o platicar con otro pariente.

4. Demuestra gratitud

"Enfócate en otras cosas por las que estás agradecido, pensar en eso es más productivo que quedarse en el conflicto", aconseja Sheperis. "Cualquier cosa que alimentes se hace más fuerte, así que, si es enojo y resentimiento, tenderás a explotar".

Estudios demuestran que la gratitud mejora los sentimientos de soledad e isolación.

5. Escucha a tu cuerpo

Si la conversación se va hacia la política, escucha a tu cuerpo. Pon atención a síntomas físicos que te digan que estás en estrés, incluyendo ritmo acelerado de corazón, sudor, ojos llorosos o dificultad para respirar.

6. Toma aire fresco

Hay poderosos beneficios de pasar un poco de tiempo afuera. Estudios señalan que una caminata puede ayudar a lidiar con el enojo, reducir síntomas de depresión, entre otros. Si la tensión aumenta demasiado, sal afuera para liberar ese humo.

7. Enfócate en lo que puedes controlar

Casi siempre olvidamos que podemos influir en nuestras emociones y controlarlas en lugar de seguirlas y reaccionar a ellas.

"No puedes controlar lo que otras personas hacen, dicen o piensan", explica Ruskin. "Sin embargo, sí tienes control sobre cómo reaccionas ante ello. Si no quieres estar a la defensiva o si no quieres enojarte por la situación, tienes el poder de tomar acción".

Para finalizar, ambos expertos aseguran que es crítico recordar que cada persona tiene su propia opinión y que eso puede ser difícil de entender. Por eso es importante cuidarse a sí mismo.

De otra forma, ¿te gustaría un poco de tensión con tu puré de papa?

Este artículo fue publicado originalmente en el Huffington Post.

También te puede interesar:

- La cocina mexicana ha creado su propia política exterior

- Arte culinario: cuando los desechos de cocina se convierten en bellos paisajes

- Los alimentos que se pondrán de moda en 2017