ENTRETENIMIENTO

Láser, abucheos y 'eh puto', eso fue la NFL en México

“Es México, ubícate”.

22/11/2016 1:01 PM CST | Actualizado 22/11/2016 1:41 PM CST
AFP/Getty Images

Hay quienes presumen que la afición de la NFL es "más educada" que la del soccer, pero anoche durante el Monday Night Football que se llevó a cabo en el Estadio Azteca, se comprobó que no, así que esa superioridad que algunos presumen es hora de desecharla.

Empecemos con el abucheo que se generó minutos antes del encuentro entre Texans y Raiders, cuando las más de 77 mil personas que se encontraban en el coloso de Santa Úrsula se enteraron que Julión Álvarez sería el encargado de interpretar el himno de México.

Pero no solo los afortunados en conseguir boletos para este gran evento de talla internacional criticaron al cantante regional, en redes sociales también se lo comieron vivo, mucho porque hay quienes aseguran "olvidó" el himno, pues al momento de entonar "ciña, ¡oh patria!", solo se escuchó el "patria".

Unos piensan que se le olvidó la letra, otros que el sonido falló.

Ojalá eso hubiera sido el único incidente del partido, pero no... lamentablemente, hay más.

El famoso láser, ese del que hablaron en el extranjero

De acuerdo con el diario Récord, ni la NFL se explica cómo fue que alguien se las ingenió para meter al Azteca un láser y, peor aún, que se haya utilizado para molestar al QB de los Texans, Brock Osweiler.

Lo peor del asunto es que no fue un láser de esos que venden en las esquinas, fue uno realmente potente que molestó en diversas ocasiones a Osweiler y bloqueó la vista del jugador, hecho que le hizo enojar.

Entendemos que la mayoría de los presentes eran fanáticos de los Raiders, pero ¿qué ganas de molestar? Peor aún, ¿por qué la NFL tendría que estar hablando de ese incidente?

Aunque los jugadores quedaron satisfechos con el juego, el público y el ambiente, definitivamente este láser será un "pero" en las próximas negociaciones... si es que vuelven a traer al país el Monday Night Football.

"Ehhh...puuto"

Fue en el Mundial de Alemania 2006, cuando la afición mexicana utilizó por primera vez, en un evento de esta magnitud, esta frase para atacar al guardameta oponente.

En Sudáfrica 2010, se volvió a escuchar en los estadios el "ehh...puto", pero la FIFA no hizo nada al respecto, suponemos que las vuvuzelas fueron más ruidosas que el "bello y hermoso" cántico mexicano.

Pero en Brasil 2014, las cosas cambiaron. Ahí fue cuando la FIFA intervino y no solo este organismo, también los medios de comunicación internacional comenzaron a hablar sobre este "ritual" que tiene un fondo homofóbico.

Incluso, hasta la misma selección mexicana pidió a todos los aficionados, mediante un video que se llama #YaPárale, que dejen de gritar "eh puto", pues no quieren ver un estadio vacío y menos que los seguidores sean vetados. Mensaje recibido, visto, pero sin respuesta.

A pesar de todas las campañas que se han hecho, muchos siguen gritando "eh puto" porque se creen unos chingones y es increíble ser rebelde, ¿no?

Pero esa actitud cambia en los países donde sí se respeta la ley, ahí el peatón es primero y ni pensar violar las leyes de tránsito.

El abucheó al himno de Estados Unidos

No fue general, pero como bien nos decían los maestros: "por culpa de unos, pagan todos". Y así sucedió.

Un tuitero denunció el abucheó que se escuchó cuando se estaba entonando el himno del país invitado, pero a los pocos minutos, otro usuario salió a aclarar que fue culpa de unos cuantos, no del público en general.

Pero seamos sinceros, ¿cuántos encuentros de futbol se han dado en el Azteca, donde la afición saca el cobre y empieza a abuchear, cuando el otro himno se está escuchando?

No se trata de dejar el relajo a un lado, se trata de respeto y educación (uno de los problemas más grandes del país y que va más allá del "ler" y "leer").

¿Acaso tenemos que recordar aquel enero de 2011 cuando en el show Top Gear, de la BBC, se burlaron de los mexicanos? ¿Cómo nos pusimos en Twitter? Hasta el mismo embajador de México en Inglaterra, Eduardo Medina Mora, le exigió a la cadena una disculpa, pues los comentarios fueron "denigrantes y xenófobos".

La BBC se respaldó asegurando que esos son los chistes que se cuentan en el show.

Jeremy Clarkson, exconductor del programa, aseguró que le ofreció una disculpa al embajador con quien se tomó unos tequilas "pero eso los mexicanos no lo saben".

Todas estas experiencias nos recuerda un dicho muy sabio y que no sabemos usar: "no hagas lo que no te gustaría que te hicieran", punto.

No te pierdas:

- No es lo mismo corrupción que impunidad

- "Güey , capta, es México"

- 270 denuncias por desfalco de gobernadores y nada