INTERNACIONAL

El papa Francisco hace más accesible el perdón al aborto

Le confiere este poder permanente a los sacerdotes, sin que estos tengan que ser necesariamente obispos o confesores con un estatus especial, como era antes.

21/11/2016 7:12 PM CST | Actualizado 21/11/2016 7:31 PM CST
Giuseppe Ciccia/Pacific Press/LightRocket via Getty Images
El papa Francisco saluda a sus feligreses al final de una misa en el Vaticano.

La decisión del Papa Francisco de permitir a todos los sacerdotes absolver a las mujeres que incurran en aborto, ampliando un permiso especial concedido en 2015 para el Año Santo de Misericordia, fue la noticia del día en el Vaticano y fuera de sus fronteras.

El anuncio se hizo por medio de una carta en la que el Sumo Pontífice tocó varios temas, pero en la que este fue el que destacó. "Quiero enfatizar con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente. Con la misma fuerza, sin embargo, puedo y debo afirmar que no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido que pide reconciliarse con el Padre", escribió.

"Que cada sacerdote sea guía, apoyo y alivio a la hora de acompañar a los penitentes en este camino de reconciliación especial", agregó.

Hay quienes piensan que el mensaje está más bien dirigido al interior de la iglesia y no tanto a los feligreses. "El mensaje real del papa Francisco quizá no sea para las mujeres en absoluto, sino para sus hermanos obispos y sacerdotes que a veces parecen condenados a castigar a las mujeres católicas por sus decisiones basadas en la conciencia", indicó Jon O'Brien, presidente de la organización Católicos por la Elección.

En un comunicado, O'Brien reconoció que muchas personas no comprenderán la verdadera intención y el impacto de la decisión del Papa, aunque consideró desalentador el hecho que este continúe hablando del aborto en relación con el pecado.

La facultad de otorgar el perdón estaba anteriormente reservada a obispos o confesores con un estatus especial.

Una decisión en la que confluyen el aspecto religioso y los derechos de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo fue recibida, inevitablemente, con opiniones divididas.

También te puede interesar:

- El papa Francisco advierte sobre cómo el abuso del lenguaje es una forma de terrorismo.

- Los cardenales conservadores, a la carga contra el papa Francisco.

- La postura de la iglesia católica no se ha movido ni se moverá.