POLÍTICA

La CDMX apenas respiraaaaa

La Sedema tiene un multimillonario plan para mejorar la calidad del aire del Valle de México, pero organizaciones no gubernamentales señalan la falta de coordinación entre gobiernos sobre qué acciones preponderar.

17/11/2016 7:17 AM CST | Actualizado 06/01/2017 2:02 PM CST

Aunque el Gobierno de la Ciudad de México ha emprendido una serie de acciones para darle un respiro a sus habitantes entre tanto esmog, parecen ser insuficientes entre la indefinición sobre si lo que se busca es impulsar la movilidad sostenible o la infraestructura para los vehículos automotores.

La Secretaría del Medio Ambiente local (Sedema) promueve e impulsa diversos programas de transporte sustentable y fuentes móviles para mantener el parque vehicular bajo el mejor desempeño ambiental posible y reducir, así, las emisiones contaminantes.

Tal vez el más ambicioso de estos sea el Programa para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México (Proaire), el cual fue publicado el 15 de diciembre de 2011 y consta de ocho estrategias, 81 medidas y 116 acciones encaminadas a mejorar la calidad del aire, teniendo como fecha límite para su implementación el 2020.

De las 116 acciones, 105 son competencia del Gobierno de la CDMX y en varias la responsabilidad se comparte con la federación y con el Estado de México.

De acuerdo con una solicitud de transparencia, y tras cinco años de su implementación, solo se han concluido seis de las 105 acciones de competencia local.

El documento, fechado en agosto de este año, señala que 62 acciones llevan un avance del 50%, 18% menos del 50% y 19 aún están en una etapa de análisis.

El costo de implementación del programa se estima en más de 54 mil millones de pesos, de los cuales 26 mil 625 millones corresponden a recursos de los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México, así como del gobierno federal y 27 mil 765 millones provienen de recursos privados, explica el mismo documento.

Otras acciones emprendidas son el Programa Hoy No Circula, el cual ha sido permanente en la urbe desde 1992; y el de verificación vehicular obligatoria, cuyos protocolos de calibración fueron actualizados.

La actualización de la Norma oficial Mexicana NOM-041-SEMARNAT-2015, la cual establece los límites máximos permisibles de emisiones contaminantes para vehículos en circulación que usan gasolina como combustible, fue publicada el 10 de junio del 2015 y homologa la regulación a nivel nacional.

También está el programa de movilidad escolar -Programa de Transporte Escolar en la Ciudad de México (PROTE)-, con el cual se busca contribuir en la solución de los congestionamientos viales, especialmente en las franjas horarias que corresponden a las horas de entrada y salida de los alumnos.

En el presente ciclo escolar, aproximadamente, 16 mil 422 alumnos utilizan el servicio de transporte escolar.

De acuerdo con la evaluación del estudio denominado Evaluación de Beneficios Ambientales y de Movilidad para la Aplicación del PROTE, realizada por el Centro Mario Molina en el año 2012, la sustitución de autos particulares por autobuses de transporte escolar ayuda a reducir las emisiones de dióxido de azufre en 73%, las de monóxido de carbono en 88%, las de compuestos orgánicos volátiles en 65% y las de bióxido de carbono en 47%, y en promedio se dejan de utilizar 20 automóviles por cada autobús escolar.

¿Cómo lidian otras ciudades con los problemas de contaminación?

CON TAREA PENDIENTE

Sin embargo, para organizaciones como Greenpeace México y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), la capital del país ha hecho la tarea de manera parcial.

Areli Carreón, consultora y vocera en temas de calidad del aire y movilidad de Greenpeace México, señala que la última propuesta de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) para atender los altos niveles de contaminación registrados en la CDMX en marzo y abril pasados, fue total y absolutamente insuficiente.

"Solo se limitó a apretar la norma de verificación y solo unos cuantos vehículos lo pueden realizar, además si se mantienen los índices de corrupción en los verificentros, de nada sirve que se haga más eficiente."

Para Carreón, el tema central es el número de vehículos que circulan en la ciudad.

En la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), el parque vehicular es de 5 millones de autos, con viajes de entre 1 a 4 horas diarias.

"Ahí están las emisiones, y no podemos darnos el lujo de fallar, porque la Ciudad de México es la más importante del país y no podemos darnos el lujo de colapsar".

En la ZMVM, el 80% del transporte público integrado está en la Ciudad de México, pero el 60% de la población de la zona vive en el Estado de México y viene a trabajar o estudiar a la ciudad.

"Las contingencias van a regresar a esta ciudad, tal vez más graves, pues no se está haciendo lo que se debería hacer para reducir el número de viajes en auto, al contrario, se están arreciando: 14 nuevas autopistas para conectar el nuevo aeropuerto y se usa el dinero público que se invierte en crear más infraestructura para los autos.

"Lo que se debe hacer es prevenir la emisión de contaminantes, con una movilidad más sustentable y un transporte más eficiente".

Para Carreón, todos los gobiernos tienen tareas pendientes, pero —señala— el Estado de México y la CDMX han hecho trabajo en sentidos distintos.

"Los diputados recortaron el Fondo Metropolitano en el cual estaban contemplados recursos para la Línea 12, pero sí se gastaron recursos para hacer el tren a Toluca. Uno no se explica cómo se toman estas decisiones, sin sustento técnico y más en la base de la contienda electoral".

Estas son las 10 ciudades que tienen la peor contaminación del planeta

Para el Cemda, mejorar la calidad del aire es una responsabilidad compartida entre los gobiernos federal y local.

"Tiene que bajar desde el gobierno federal a través de normas y de hacer una labor para estandarizar aquellas que regulan todo el tema de calidad del aire y salud, hacerlas más estrictas para que todos los estados tengan que homologar las normas en aire limpio.

La gente no ve realmente la contaminación, aunque haya 19 mil muertes al año por la mala calidad del aire en México y por eso los gobiernos locales se enfocan en otros temas. Hasta que sucede una crisis como la que tuvimos en marzo, y es donde hubo un costo político para Miguel Ángel Mancera (jefe de Gobierno de la Ciudad de México)Margarita Campuzano del Cemda"

La contaminación en México podría causar Alzheimer

Para esta organización hace falta definición sobre cuáles son las medidas que se quieren impulsar, pues, señalan, los esfuerzos han sido insuficientes y contradictorios.

"Con (Marcelo) Ebrard se ofrecieron 12 líneas del Metrobús y no se ha llegado ni a la mitad, pero al mismo tiempo se construyen segundos pisos, es decir te dicen 'bájate del coche' y, por el otro 'súbete al coche'.

Falta una visión de cuál ciudad queremos en el futuro, si le vamos a apostar a la movilidad sustentable no motorizada o al auto"

Para Campuzano, la poca calidad del aire que se respira en la Zona Metropolitana del Valle de México es multifactorial.

Por un lado, no se cuenta con combustibles limpios, como el diésel con bajo contenido de azufre, tampoco hay políticas claras sobre movilidad, además de que la tecnología con que cuentan los camiones de pasajeros y de carga es obsoleta.

Asimismo, Campuzano abunda en que los cinco estados que integran, junto con la CDMX, la CAMe —Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala— no tienen los niveles de contaminación que la capital del país, por ello, explica, no manifiestan el mismo interés en homologar estándares.

"Mientras no haya coordinación, la Ciudad no puede hacerlo ella sola".

También te puede interesar:

- BLOG: ¡Implementemos el Acuerdo de París antes de que sea tarde!, por Miguel Ángel Mancera

- 1 de cada 7 niños del mundo respira altos niveles de contaminación

- VIDEO: Estas medidas ambientales seguro ayudarían a México a tener aire más limpio