INTERNACIONAL
15/11/2016 4:10 PM CST | Actualizado 15/11/2016 5:25 PM CST

Los bancos en la India colapsan con desmonetización

Miles hacen fila para intercambiar billetes, tras anunciar que sacarán de circulación billetes de $500 y $1,000 rupias.

Pawan Kumar / Reuters

Como parte de un programa anti corrupción y para evitar el "dinero negro" el gobierno de la India repentinamente ha decidido sacar de circulación los billetes de $500 y $1000 rupias.

Desde hace exactamente una semana, cuando se anunció la invalidación de los billetes, cientos y miles de personas han esperado horas en las filas del banco para poder intercambiar esos billetes por unos nuevos de $2,000 rupias.

El gobierno dio un plazo de 50 días para llevar a cabo esta transición, sin embargo, a ocho días de ejecutarlo, las ciudades de la India viven en caos absoluto.

Además de que los cajeros automáticos se han quedado sin efectivo y la mayor parte de los ciudadanos están apanicados con la desmonetización, de acuerdo con información de Al Jazeera, los billetes a invalidar representan el 85% del efectivo en circulación. Y lo que es peor, el 20% del producto interno bruto en la India es generado a través de la "economía negra".

Según información de la edición india del Huffington Post, la decisión de desmonetización además de generar inestabilidad, también ha provocado la muerte de 25 personas.

Una mujer se colgó del ventilador del techo de su casa después de tres días de intentar cambiar dinero y no lograrlo, un bebé de 18 meses murió porque sus padres no tenían dinero para pagar sus medicinas y una ambulancia no accedió a trasladar a un enfermo al hospital porque solo tenía billetes de $500 y $1,000 rupias para pagar.

El primer ministro, Narendra Modi prometió que la situación regresará a la normalidad en 50 días, sin embargo, especialistas afirman que el reemplazo de los antiguos billetes por los nuevos tomará por lo menos cuatro meses.

También te puede interesar:

- Estas son las 10 ciudades con la peor contaminación del planeta

- Así es la vida en el peor país para las mujeres