ENTRETENIMIENTO

Melania le pedía a Donald que 'le bajara' en Twitter, pero él hace lo que quiere

La exmodelo y el empresario dieron su primera entrevista como la futura pareja presidencial.

14/11/2016 7:15 AM CST
AFP/Getty Images

Este domingo por la noche, el programa 60 Minutes, de la cadena de televisión CBS, transmitió la primera entrevista de Donald y Melania Trump como la futura pareja presidencial.

Durante la conversación que tuvieron con la periodista Lesley Stahl, se tocó el tema del Twitter del empresario, así como la intervención de Melania en las decisiones de su esposo.

Y resultó que la exmodelo sí le aconsejaba a su esposo que le "bajara" al tono de sus tuits, pero al final "él hace lo que quiere".

"A veces se metió en problemas. Pero también eso le ayudó mucho", expresó la futura primera dama de Estados Unidos.

"¿Así que nunca le dices: '¡por favor!'" ?, le cuestionó Stalh.

A lo que Melania respondió: "¡Claro! Desde el inicio de campaña. A veces me escuchaba, otras no".

Luego de este comentario, Donald entró a la plática y aseguró que no es una persona adicta a Twitter (jura). "No tuiteó mucho, pero lo que envío tiene mucho éxito".

La periodista continuó cuestionando a Melania y le preguntó si le diría algo a su esposo si llegará a ir muy lejos -en un plano negativo- con un tema.

"Sí, lo hago todo el tiempo. Él me escucha, pero hará lo que quiera al final. Es un adulto, sabe las consecuencias. Yo le doy mi opinión, pero él puede hacer lo que quiera con este".

A esta entrevista, la cual fue grabada el viernes pasado en el departamento de lujo de la familia ubicado en Trump Tower de Nueva York, también asistieron los hijos de Donald: Donald Jr., Ivanka, Eric y Tiffany, el único faltante fue Barron, pero se entiende, el pequeño tan solo tiene 10 años.

Por último, Melania recalcó que su misión principal como primera dama será impulsar campañas en contra del bullying cibernético porque "muchos y niños y jóvenes se ven afectados".

Te puede interesar:

- Conoce al clan que tendrá acceso a la Casa Blanca

- A Trump ya se le hizo chiquito

- Ya hay dinero para el muro