INTERNACIONAL

Mexicanos, la frontera y Trump, la posible tragicomedia

Vivir al borde, habitantes de El Paso, hablan de lo que les representa el magnate y como trastoca sus vidas en el límite de dos países.

08/11/2016 6:00 AM CST | Actualizado 08/11/2016 6:00 AM CST
Pontus Edenberg
El Paso, Texas

El día uno antes de las elecciones que definirán el rumbo de Estados Unidos visto desde una de las ciudades más mexicanas fuera de México, El Paso, Texas. ¿Ahí cómo siente el discurso de Trump?

Eran las 11 am y la fila llegaba a medio puente, (a pie en este caso), nos llevó casi 45 minutos entrar al área de garitas, dónde las filas diferenciadas entre los que llevamos visa de turista y los residentes o ciudadanos era mucho mayor, es decir aún con papeles de Estados Unidos, pareciera que los mexicanos prefieren pasar los fines de semana con su familia en México.

HuffPost Mx

Caminé hasta llegar a la Plaza de San Jacinto, ahí se encontraba un señor de unos 65 años, Roberto dijo que se llamaba, limpiaba su correspondencia de su PO Box (apartado postal) que tiene en el centro de El Paso, hablábamos de la situación electoral. Roberto es residente de Estados Unidos, aún no tiene la posibilidad de votar, vive en la ciudad desde hace 20 años, se casó y su señora, hoy difunta le "arreglo los papeles en un año", por lo cual hoy recibe una pensión por viudez, un tiempo récord dirían los abogados migratorios.

HuffPost Mx

No podrá votar, aunque sabe que El Paso es una ciudad de tradición demócrata por la cantidad inmensa de mexicanos (Con más de 835 mil habitantes, cerca del 82% de la población es de origen hispano y casi el 90% descendientes de mexicanos). Él decía que, aunque llegue Clinton las cosas no serán fáciles

"Una mujer no puede gobernar un país tan chingonsote como este, igual en Argentina y en Chile es más fácil, son países más chicos, aquí aunque su esposo esté con ella, no la van a dejar trabajar".

Dijo que tenía una cita con el cardiólogo y se fue Roberto, un corazón roto más.

Cristina respondió mi llamada, como miembro de una asociación que protege y asesora a los migrantes y refugiados en el área de El Paso, hablamos del papel de su asociación hacia el voto hispano, indistintamente de su resultado:

"Nosotros como asociaciones civiles tenemos prohibido apoyar el voto, ya que esto nos haría perder recursos que nos proporciona el gobierno, sólo hemos colaborado con residentes que quieren su ciudadanía para poder votar".

Mientras preguntaba una dirección en una parada del Sun Metro, un grupo de señoras hablaban del tema Trump, "yo no soy muy religiosa, pero sé que estamos muy alejados de Dios y más viendo a ese señor diciendo todo eso", otra responde levantando su mano con mucha tensión "el racismo debería ser pecado, no puedes hablar así de las gentes nomás porque sí "(sic).

HuffPost Mx

Sólo una de las cuatro podía votar las demás siendo residentes desde 5 a 10 años no tenían ciudadanía y no votarían.

Pasada la hora de la comida me encontré con "Martha" ella cruzó legalmente con su visa de turista, era residente de Ciudad Juárez, con sus dos hijos se quedó a trabajar en el negocio de una prima haciendo arreglos florales para eventos. "Yo me vine para acá porque mi esposo desapareció y ya no me sentía segura, él era vendedor de carros en Juárez y mejor me vine con mi familia para acá", cuando habla del resto de su familia ella dice que sí los extraña, pero hablan mucho por teléfono y por Facebook. En una comunidad eminentemente mexicana el inglés rara vez es una necesidad, renta unos cuartos en apartamentos al Este de El Paso, zona de bajos ingresos y asociada a las familias de recién llegados.

HuffPost Mx

Más tarde me encuentro con la familia Trejo, ellos paulatinamente fueron migrando al lado norte del Río Bravo, aún mantienen propiedades en Juárez, mantenían una vida relativamente apolítica, la señora Sandra dice "tengo 20 años viviendo en El Paso y nunca había votado, es más en Juárez creo que la única vez que voté por Francisco Barrio, te estoy hablando del 92, pero me da mucho miedo que llegue ese Trump", comenta que otras de sus amigas también se motivaron a votar tempranamente a favor de la demócrata, por miedo a perder su comodidad binacional.

HuffPost Mx

Ya cayendo el sol, a las 6 pm ya en total oscuridad me dicen que en el centro, vaya la última cuadra antes de llegar al rio, ahí se encuentra el Centro de Trabajadores Agrícolas Fronterizos, ahí duermen a la intemperie algunos y otros dentro de la instalación, en ese punto hay un autobús que se lleva a 70 personas rumbo a los campos de Nuevo México, a dos horas de El Paso, dónde los que trabajan igual son residentes que ilegales, ahí estaba "Cristobal", un joven de 25 años que podría parecer de 40, curtido por el sol, delgado, pero con un firme compromiso de trabajar.

HuffPost Mx

"Cristobal" viene de Jalisco, cruzó en 2010 con una visa que adquirió en el mercado negro, comenta que, aunque muchos son ilegales es un tema del que no se habla en ese ambiente de trabajo. El no teme a las redadas de migración "ellos saben que estamos aquí, hasta ellos los llegan a soltar para que vengan aquí a la pizca, ¡Trump!, ese vato no sabe que dice cuando habla de nosotros".

El autobús sale a las 2 am a más tardar, chile seco, cebolla, frijol y calabaza es lo que se cosecha en la región, cada balde de 25 litros les representa entre 90 centavos o 1.10 dólares, según cada patrón. Este centro se encuentra a una calle de donde está el Puente Internacional Paso del Norte y oficinas de la Border Patrol.

HuffPost Mx

Los paseños han tenido una participación histórica en cuanto a votar tempranamente, ya más de 95 mil han emitido su voto, la comunidad reaccionó ante las declaraciones de Trump. En comunidad reconocen que la migración ilegal ya no es por el río, ni por el desierto es con visa en mano y con trabajo apalabrado ya en el país, aunque sí se quedan, siempre el ideal del mexicano es el ir y venir sin límites.

También te puede interesar

Alta funcionaria de Chihuahua hizo donativos a Trump

Guía para votar en Texas

Querido seguidor de Bernie Sanders