ENTRETENIMIENTO

Adiós, Bestia

El coche que acompañó a Barack Obama estos ocho años, también merece una despedida.

08/11/2016 6:58 PM CST | Actualizado 08/11/2016 8:50 PM CST
AFP/Getty Images

Hemos hablado de lo mucho que vamos a extrañar a Barack y Michelle Obama, la sencillez de sus hijas Malia y Sasha; así como las apariciones en televisión de la pareja presidencial, pero lo que nos falta es hablar de La Bestia, el fiel y protector vehículo del aún presidente.

Durante ocho años, este automóvil único en el mundo, llevo a todos lados a Obama y solo una vez le falló, ¿cuándo? Te contamos a continuación, así como las características de este extraordinario Cadillac DTS Presidential que tiene un costo de un millón y medio de dólares:

Modelo

Este coche se compone de acero, aluminio y titanio. La carrocería corresponde a la de un Cadillac One, que su velocidad máxima es de 100 km/h y su motor es de diésel de 6.5 litros.

Mide 1.8 metros de alto y 5.5 metros de ancho.

En 2009 se estrenó.

Corbis/VCG via Getty Images

Gadgets:

Cuenta con GPS, fax (al parecer se siguen usando), una laptop, teléfono satelital y cuenta con línea directa al Pentágono.

Además, tiene radio con control remoto para que el presidente escuchara la música de su elección.

Primero, la seguridad:

Resiste cualquier tipo de proyectil, bomba o granada. Las ventanas tienen 12 centímetros de grosor, cada puerta pesa como las de un avión Boeing 757.

¿Un tornillo u objeto filoso en el suelo? ¡No importa! Sus neumáticos son lo suficientemente fuerte como para que resulten dañados, ya que están reforzados con kevlar (fibra artificial ligera y resistente al calor).

Como accesorio de defensa posee cámaras de visión nocturna y un botón pánico ante cualquier emergencia.

La razón por la que se le compara con un tanque de guerra es por su sistema de activación de bombas.

Si Obama resultaba dañado, la limusina contiene un botiquín con la sangre del presidente para realizar una transfusión y tanques de oxígeno, los cuales no usó en ningún momento.

La Bestia le falló en...

La única vez que le quedó mal al mandatario fue en 2011 cuando colapsó al intentar superar una rampa en la salida de la embajada de los Estados Unidos, en Dublín, Irlanda.

AFP/Getty Images

Te puede interesar:

- Lo que tienes que saber sobre "La Bestia" (Atracción360)