NEGOCIOS

Cada 4 años, demócratas y republicanos juegan un Súper Tazón electoral para México

De Reagan a Obama, pasando por Perot, Clinton, Kerry, Romney, etc., México ve con ansias las ideas comerciales y migratorias en el tintero de los candidatos de EU.

07/11/2016 8:11 PM CST | Actualizado 07/11/2016 8:46 PM CST
Daniel Becerril / Reuters
El comercio bilateral México y EU es un tema recurrente en las campañas presidenciales de EU

Para México, es el Súper Tazón de las elecciones

Desde el famoso fast track, con el que el gobierno del primer George Bush pudo negociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a fines de 1992, y la presencia del pintoresco Ross Perot quien habló ese mismo año del "gigante sonido de aspiradora" que escuchaba ante la fuga de empleos de su país rumbo al sur, ningún proceso electoral en EU había tenido tanto impacto en México como el que llega a su fin este martes 8 de noviembre.

Dos temas han sido los dominantes en la relación bilateral México-EU en torno a las elecciones en el país del norte: el comercio y la inmigración. En el amplio espectro binacional, se han colado otros asuntos como la inseguridad fronteriza, el narcotráfico, temas de corrupción corporativa, derechos humanos, etc.

Pero el TLCAN (Nafta), y el tema migratorio son los mantras que se repiten cada cuatro años con las campañas presidenciales en EU.

1980- Reagan-Carter

Anonymous/Associated Press
James Carter y Ronald Reagan en su debate presidencial de septiembre de 1980.

Desde su campaña en 1979, Ronald Reagan, el actor de westerns metido a político comenzó a visualizar un tratado comercial regional que abarcara a Estados Unidos, Canadá y México como socios en un nuevo contexto global. A fin de cuentas, Reagan no pudo terminar de impulsar esta idea pero dejó el camino avanzado para las siguientes administraciones.

1988 Bush-Dukakis

Dennis Cook/Associated Press
George W. H. Bush (izq) y Michael Dukakis, previo a su debate presidencial el 26 de septiembre de 1988.

El tema del comercio entre ambos países apenas si se tocó durante la campaña presidencial entre George H.W. Bush y Michael Dukakis, quienes se dedicaron a atacarse mutuamente en cuestiones de estrategia militar. A fin de cuentas, Bush se convirtió en sucesor de Ronald Reagan y marcó dos hitos: la primera vez que el Partido Republicano ganaba tres elecciones presidenciales seguidas en EU y el candidato con la victoria con el mayor margen en el voto electoral, al obtener 426 votos de los Colegios Electorales conrea 111 de su rival.

1992: Clinton-Bush-Perot

Corbis via Getty Images
George W. H. Bush debate con Ross Perot y Bill Clinton en 1992.

Ese fue el primer proceso electoral con una presencia relevante de México en los temas de campaña. Bush pasó buena parte de su administración promoviendo el TLCAN con Canadá y México y consiguió un proceso llamado fast track que le permitía que el Congreso y el Senado de EU aprobaran o rechazaran un tratado comercial sin discutirlo. A fin de cuentas, el famoso Nafta se aprobó. Bill Clinton, en su primera victoria se oponía al tratado, pero tuvo que hacer campaña para que el Congreso lo firmara. En esta campaña, durante un debate entre los tres candidatos, Perot profirió su famosa frase en torno a los empleos que como aspiradora comenzarían a absorberse de EU para aterrizar en México.

1996: Clinton-Dole-Perot

En su campaña para reelegirse, Clinton mostró una cara diferente en torno al TLCAN y habló de cómo el tratado había servido para crear una de las mayores etapas de prosperidad en EU, así de cómo lo aprendido con esas negociaciones permitió a su gobierno firmar la mayor cantidad de acuerdos comerciales en su historia. El republicano, Robert Dole, miembro de una prominente familia con intereses agrícolas en varios países, también se refirió en su campaña a los beneficios del TLCAN y recordó que como senador apoyó las iniciativas de Clinton en un plano bipartisano. Por su parte, Ross Perot, candidato independiente, siguió con su cruzada anti libre comercio. Las ironías del destino señalan que años más tarde el propio Perot tenía su principal negocio en México mediante un centro de servicios con cientos de empleados en Guadalajara con Perot Systems.

2000 Bush-Gore

AFP/Getty Images
Los candidatos George W. Bush y Al Gore se preparan para debatir en sus campañas presidenciales de 2000.

La campaña entre George W. Bush y Al Gore no tuvo en su inicio una presencia relevante de México en el debate de ambos. Sin embargo, el tema de una reforma inmigratoria estuvo presente y fue un tópico que los equipos de Bush y Vicente Fox, ganadores de las elecciones presidenciales de sus respectivos países, tomaron al inicio de sus administraciones. De hecho, hasta se hablaba de una luna de miel entre ambos mandatarios, aderezada con visitas recíprocas y el concepto de una "enchilada completa" en asuntos migratorios. Desafortunadamente, todo se acabó con los ataques terroristas del 9/11 en Nueva York, justo después de su quinto encuentro en Toledo, Ohio.

2004 Bush-Kerry

MCT via Getty Images
George W. Bush y Jim Kerry previo a su debate presidencial en 2004.

En esta campaña tampoco hubo una presencia relevante del comercio bilateral o temas de México. En sí, con Bush consumido por los problemas de EU en Medio Oriente, Kerr más bien tomó la batuta de lo económico y durante la campaña se refirió a temas como la eliminación de incentivos fiscales de las empresas de EU en otros países para que regresaran sus operaciones de manufactura a América del Norte. Kerry ha sido una de las voces que ha pedido "arreglar" el TLCAN más que cancelarlo. De hecho, en 2006, ante una primera propuesta de construir un muro en la frontera entre México y EU, Kerry en el Senado votó en contra de esa idea (2006).

2008 Obama-McCain

AFP/Getty Images
Barack Obama y John McCain se saludan previo a su debate presidencial en 2008.

Previo a su tete-a-tete contra John McCain, Barack Obama utilizó buena parte de su campaña por la candidatura demócrata en discutir sobre los beneficios del TLCAN con Hillary Clinton, su rival en el partido. Derivado de los problemas financieros que detonó la crisis de las hipotecas tóxicas de 2007 (las famosas hipotecas subprime), tanto Obama como Clinton culparon al TLCAN por la pérdida de miles de empleos manufactureros. Tanto Clinton como Obama proponían una revisión a los términos del tratado regional que incluyera estándares laborales y ambientales más elevados.

2012 Obama-Romney

AFP/Getty Images
El presidente Barack Obama y el candidato republicano Mitt Rombey en un debate presidencial de 2012.

La elección presidencial de EU en 2012 se tiñó un poco de tricolor ante una situación particular: George Romney, padre de Mitt Romney, exgobernador por Massachusetts, nació en una colonia mormona en Chihuahua, México. El representante del Partido Republicano delineó en su campaña temas muy sensibles para la región, como empujar la propuesta de un mercado energético independiente que le diera una ventaja sustancial a los tres países del TLCAN. Asimismo, Romney retomó en cierto modo la postura de su rival de partido, Kerry, de presionar a China y obtener mejores condiciones comerciales para la integración en Norteamérica.

2016 Clinton-Trump

Bloomberg via Getty Images
Hillary Clinton y Donald Trump al finalizar su terder debate presidencial en octubre de 2016.

Indudablemente, uno de los principales temas en la campaña electoral de este año tuvo como factor a México. Desde las amenazas de Donald Trump de levantar un muro en la frontera, y hacer que México pague por él, hasta las ofensivas referencias a los mexicanos como narcotraficantes y violadores, Trump unió a todo un país, y a millones en EU, en su contra. No es que Hillary Clinton pudiera representar algo mejor para México en términos comerciales o migratorios, pero sí se ha esforzado en ganar el relevante voto latino con posturas menos duras. Es un hecho que Clinton ha apoyado el NAFTA desde los días en que su marido gobernó EU. Pero ha dado bandazos, como cuando era senadora en 2007 y votó en contra de eliminar algunas ventajas fiscales del acuerdo. Sin embargo, a pesar del escándalo en que incurrió el gobierno de Enrique Peña Nieto al recibir a Donald Trump como candidato, el 31 de agosto de este año, Clinton si bien declinó hacer lo mismo, sí se ha acercado a la comunidad mexicana en EU en varias instancias. Asimismo, en una entrevista exclusiva con el HuffPosto México, Clinton se refirió con calidez al país donde ella y Bill Clinton pasaron su luna de miel.