WELLNESS

3 formas en las que el horario de invierno afecta a tu salud

Lo que la ciencia dice de esa hora extra.

07/11/2016 10:21 AM CST | Actualizado 07/11/2016 12:57 PM CST

Panther Media GmbH / Alamy

El horario de invierno, esa maravillosa temporada en la que tenemos una hora extra, ha llegado a nosotros.

Esa hora extra que nos ganamos puede usarse para lo que sea: visitar amigos, limpiar la casa, tomarnos otra cerveza. Sin embargo, la verdad es que regresar el reloj una hora trae interesantes cambios a tu cuerpo. Y sí, esa hora extra en verdad afecta tu salud.

Esto es lo que tienes que saber:

1. Tu cuerpo tal vez no perciba esa hora extra

Es fácil emocionarse por tener una hora extra en el día, pero tal vez tu cuerpo piensa diferente.

El ritmo circadiano natural del cuerpo – nuestro reloj interno que mantiene el sueño, temperatura, hormonas, metabolismo y otras funciones – tiende a ser más sensible a la luz que al tiempo. Y con respecto al fin de la época en la que se ahorra luz (horario de verano), en realidad no repetimos esa hora extra en la mañana.

En otras palabras, aunque la alarma suene una hora más tarde, podrías despertar a la misma hora pues tu cuerpo quiere mantenerse en el horario al que estaba acostumbrado.

"Tu ritmo circadiano sigue operando a como estaba antes", dice Ana Krieger a The New York Times, directora del Center for Sleep Medicine en el New York-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center. "No se siente necesariamente como haber ganador una hora".

Despertarte a las 4 de la mañana te hace más productivo (en serio)

2. ¿Te quieres despertar temprano? Este es el momento

La buena noticia: aunque no duermas una hora extra, ésta te puede ayudar a reiniciar o recalibrar tu reloj interno.

Muchos de nosotros estamos despertando más temprano de lo usual después del cambio de horario, Teofilo L. Lee-Chiong, Jr., experto y profesor del sueño y medicina en la Universidad de Denver comentó a Greatist.

Si estás tratando de despertarte más temprano con este horario, el final de la luz solar es tu oportunidad para hacerlo. Esto es debido a que tu cuerpo va a querer irse a dormir más temprano (porque oscurece más temprano) y despertará más temprano (porque habrá más luz).

3. Cambiar el reloj podría afectar tu corazón

Un estudio demostró que el número de ataques al corazón es 21% menos de lo normal la semana siguiente al cambio de horario comparado con las otras semanas del año.

Otro estudio ha vinculado los ataques al corazón con menos horas de sueño, lo cual podría explicar por qué la cantidad de ataques al corazón es menor después de atrasar el reloj. Las personas tienden a dormir más, según la autora del estudio Amneet Sandhu, cardióloga de la Universidad de Colorado en Denver.

La mala noticia es que los ataques al corazón fueron más frecuentes en la semana de primavera en la que cambia al horario de verano, con un alza del 24% (presuntamente porque la gente duerme menos debido al cambio de horario).

"Nuestro estudio demuestra que incluso pequeños cambios en el sueño pueden tener efectos negativos", comentó Sandhu.

Este artículo fue publicado originalmente en el Huffington Post.

También te puede interesar:

- 9 hábitos en la recámara que pueden salvar tu matrimonio

- Ya puedes dormir sobre el agua en la Riviera Maya

- 10 situaciones que te provocan dolor de cabeza (y cómo evitarlas)