INTERNACIONAL

La Gran Barrera de Coral se ha convertido en un gran cementerio de corales

Si pensabas que el arrecife saldría indemne, estabas equivocado.

02/11/2016 10:10 AM CST | Actualizado 02/11/2016 10:10 AM CST
Credit: Greg Torda/ARC Centre for Excellence
Los corales muertos todavía proporcionan hábitat para los peces, pero pronto se derrumbarán. Arrecife de Yonge (región de Lizard Islan), octubre de 2016.

Los científicos que estudian el resultado de uno de los peores blanqueamientos en la historia a lo largo de la Gran Barrea de Arrecifes regresaron con algunas malas noticias que ya esperábamos: mucho del ecosistema ya está muerto.

Un equipo de investigadores del Centro ARC de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral regresó a revisar una muestra de los arrecifes a lo largo del estrecho de la Gran Barrera, donde observó áreas con el 95% de blanqueamiento a principios de año.

Se midieron 83 arrecifes en total en marzo, muchos de estos con impactos profundos ante la exposición prolongada de calor que causaron que las formaciones alguna vez multicolor se convirtieran en blancos fantasmales. Los científicos anticiparon pérdidas masivas.

Y esas predicciones han llegado a buen término, dijo Gergely Torda, investigador del Grupo Nacional de Trabajo de Blanqueamiento de Corales que recientemente revisaron muchos de esos sitios.

"Básicamente, hemos visto el mejor (sanamiento) del arrecife hasta ahora", dijo Torda, a medio camino a través de una evaluación secundaria a esos arrecifes. "Pero esto confirma nuestras predicciones fuera de esta parte del arrecife que morirán con el tiempo".

Credit: Greg Torda/ARC Centre for Excellence
A giant clam, once surrounded by colorful, living coral, now sits alone in a field of death near Lizard Island. October, 2016.

Los corales blanqueados, bautizados así cuando tienen un color blanco brillante, realmente no están muertos. Pero el cambio de color ocurre en momentos de estrés, por lo general cuando la temperatura del agua se calienta demasiado y la fuerza viva dentro de las algas en los corales salen. Los corales pueden recuperarse, pero si las temperaturas son demasiado caliente durante demasiado tiempo, las estructuras pueden morir.

El equipo de Torda, dirigido por el profesor Terry Hughes, solo ha visto cerca de 50 de los 83 arrecifes en esta etapa, sobre todo en las regiones más saludables y en algunas regiones blanqueadas en sectores bajos y medios de la Gran Barrera. Pero la mortalidad es suficientemente alta que incursiones eventuales en lo que alguna vez fue una zona prístina -un tramo de 64 kilómeros junto a la parte más al norte de Australia- es más probable que reflejen los resultados.

Los arrecifes alrededor de Lizard Island, un epicentro de la investigación de coral en el extremo norte de Queensland, tienen "casi ningún coral", dijo Torda.

"En marzo se midió una gran cantidad de corales ramificados fuertemente blanqueados que todavía estaban vivos, pero no vimos muchos sobrevivientes esta semana", dijo Andrew Hoey, un investigador del grupo de trabajo en la isla, en un comunicado de prensa. "Muchos de los supervivientes se encuentran en mal estado".

Credit: Tane Sinclair-Taylor/ARC Centre for Excellence
Rib Reef, near Townsville, Australia, survived the worst of the bleaching.

Aunque la escala completa de la muerte no se conocerá hasta noviembre, ninguno de los horrores es inesperado. Los investigadores han advertido que los efectos continuos del cambio climático podrían continuar con la invasión de ecosistemas sensibles de coral con mayor frecuencia y severidad. Algunos describen a la Gran Barrera como un maratonista tratando de curarse a sí mismo de una lesión, pero repetidas carreras podrían resultar demasiado en las próximas décadas.

Sin embargo, a pesar de la necesidad urgente de acción, los científicos han advertido sobre escribir un obituario para el arrecife muy pronto. Hughes dijo a The Huffington Post después de que la revista Outside publicó un artículo polémico declarando la muerte de la estructura en octubre que esto estaba lejos de ser el caso.

"Podemos y debemos salvar el arrecife de la Gran Barrera, que genera 70,000 empleos en el turismo de arrecifes", dijo. "Gran parte de él (la mitad sur) se escapó del blanqueamiento de 2016. El mensaje debería ser que no es demasiado tarde para que Australia levante su juego y proteja mejor la GBC, no deberíamos todos dar por hecho que la GBC está supuestamente muerta".

Torda dijo que hay esperanza de que las regiones más afectadas del arrecife sanen, pero los esfuerzos de recuperación suelen ser "medidos en décadas en un escenario muy óptimo". Incluso si el mundo detuviera toda la producción de combustibles fósiles mañana, el planeta todavía está encerrado en el calentamiento continuo durante ese periodo que podría muy bien golpear la Gran Barrera mientras está abajo, dijo.

"Este desafortunado evento es ahora probablemente una llamada de atención al público, a los responsables políticos, y esperemos que tengamos un resultado positivo", agregó Torda. "La pregunta que tengo es: ¿Es demasiado tarde o no?".

Puedes ver un mapa completo documentado sobre la severidad del blanqueamiento de coral a lo largo de la Gran Barrera de Coral aquí.

También te puede interesar:

- La humanidad está a punto de 'lograr' una nueva extinción masiva de especies

- Así es como el mundo puede adaptarse al crecimiento de las ciudades

- Se permitirá la tala en un tercio del Nevado de Toluca