POLÍTICA

El gobierno maquilla cifras de delitos con fines electorales

Un exanalista de estadística criminal de Scotland Yard evidencia la forma en que las cifras delictivas en México son manipuladas con intereses políticos.

01/11/2016 5:15 AM CST | Actualizado 01/11/2016 8:09 AM CST
Cuartoscuro
Protesta contra la impunidad en México.

Las cifras oficiales de los delitos en México son manipuladas por el gobierno con fines políticos y electorales. Esta es la principal conclusión a la que llegó un exanalista de la policía británica a la hora de realizar una auditoría independiente al registro oficial de los crímenes cometidos en el país durante más de dos décadas.

Lo anterior se desprende de un estudio realizado por la organización México Evalúa, que en conjunto con el gobierno de Gran Bretaña, solicitó la ayuda de James Patrick, exanalista criminal de Scotland Yard para tratar de descubrir patrones estadísticos anormales en los registros delictivos del gobierno, utilizando la misma metodología con la que destapó un escándalo que documentó cómo es que la policía inglesa alteraba intencionalmente las cifras de delitos.

Y una de las principales conclusiones a la que llegó el analista es que en México hay "claros signos de manipulación de datos en todos los estados y para todos los delitos". Es decir, que prácticamente todas las cifras de delitos que existen en el país están maquilladas.

De acuerdo con Patrick, existen diversas formas de maquillar las cifras delictivas. Una de las más comunes es clasificar cierto tipo de delitos en una clasificación menos grave, con el fin de reducir artificialmente las cifras de los delitos más graves. Un ejemplo de esto ocurre con la manera en que muchos de los homicidios dolosos son clasificados dentro de la categoría de homicidios culposos, tal como se evidencia al analizar patrones anormales que resultan "estadísticamente imposibles". Es decir, cifras cuyas variaciones son tan abruptas que evidencian una manipulación intencional.

En este sentido, la enorme variación entre el número de homicidios registrados a nivel nacional entre 2012 y 2013 evidencia que en el último año del sexenio del expresidente Felipe Calderón hubo un claro subregistro de asesinatos durante la época de elecciones. Una situación que se ha mantenido en 2014 y 2015, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien en su cuarto informe de gobierno presumió una baja delictiva que a la luz de un análisis estadístico más a fondo resulta poco confiable.

México Evalúa

"Estas cifras hablan de delitos de alto impacto y son estadísticas que no tienen demasiadas fluctuaciones, por lo tanto es demasiado obvio que están siendo manipuladas, son cifras artificiales que están debajo de la estadística", señaló Patrick.

Aunque en México sólo se registran cerca de 1.5 millones de delitos al año, datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública INEGI estiman que en el mismo periodo se cometen 28.9 millones de delitos anuales.

México Evalúa

De este modo, queda claro que "en todos los estados" existe una manipulación de cifras delictivas, en buena medida, incentivada por fines político-electorales.

¿Bajó la delincuencia en México?

"Queremos no sólo encontrar estos patrones sino la relación que tiene con otros eventos sociales. Nuestra hipótesis es que los partidos políticos, frente al grave problema que tienen muchos estados en materia de seguridad, y sobre todo porque la inseguridad se ha vuelto una de las preocupaciones de los mexicanos, posiblemente tengan incentivos a manipular los datos en periodos electorales clave, esto es, antes de las elecciones, para dar una imagen de imbatibilidad", señala Jonathan Furszyfer, coordinador del Programa de Seguridad de México Evalúa.

Es decir, que cada administración tiene su propia manera de clasificar los crímenes, lo cual provoca que las cifras delictivas puedan variar de manera significativa de un gobierno a otro, ya que un cambio de partido político en el gobierno genera variaciones importantes en las cifras delictivas. Algo que resulta visible en la manera en que durante el gobierno de Calderón las cifras delictivas se mantenían dentro de los rangos "normales" mientras que en lo que va del sexenio de Peña los números abarcan rangos "anormales" que representan una evidente manipulación numérica.

"Sí hay diferencias en la manera en que se clasifican los delitos entre una administración a otra. En donde es más problemática esta clasificación es de 2014 en adelante", añade Furszyfer.

Pero las advertencias del analista británico y México Evalúa en torno a la poca fiabilidad de los registros delictivos en el país, ya que en fechas recientes, el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República considera que debido a errores metodológicos las cifras presentadas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública son poco confiables.

Fin de semana violento pone en duda cifras oficiales sobre inseguridad

"Por lo tanto, no es prudente utilizar las cifras del SESNSP para la toma de decisiones y se recomienda requerir al SESNSP (órgano desconcentrado de Secretaría de Gobernación), la publicación de toda la documentación pertinente", señala el Instituto Belisario Domínguez en el primer número de sus Notas estratégicas.

Es por ello que México Evalúa considera que el país debe implementar un sistema de auditoría de delitos para tener cifras confiables que permitan desarrollar estrategias contundentes contra la crisis de violencia e inseguridad que se vive a lo largo y ancho del territorio nacional.

"Si no tenemos información confiable que nos permita hacer un despliegue operativo, una intervención de prevención, va a ser muy difícil que las políticas de seguridad sean exitosas. Qué política podemos tener si estamos encontrando patrones tan erráticos de registro de la incidencia delictiva", apuntó Edna Jaime, presidenta de México Evalúa.