POLÍTICA

Deuda de Pemex equivale al 13.38% del PIB nacional... y seguirá creciendo

De acuerdo con una auditoría externa, las pérdidas y la disminución del capital de la empresa pública genera “dudas sobre la capacidad de Pemex para continuar como negocio en marcha”.

28/10/2016 10:45 AM CDT | Actualizado 28/10/2016 11:57 AM CDT
Daniel Becerril / Reuters

La situación financiera de Pemex sigue en picada, debido a que las pérdidas y el alto nivel de endeudamiento de la paraestatal han provocado que la viabilidad de la empresa sea cuestionada por una auditoría externa.

Hasta el 30 de septiembre, la deuda financiera total de Pemex se ubicó en 1 billón 913,100 mil millones de pesos, equivalentes al 13.38% del Producto Interno Bruto del país.

De acuerdo con el tercer informe financiero trimestral de Pemex, si las acciones que está llevando a cabo el gobierno federal, "Pemex podría no ser capaz de continuar operando como negocio en marcha".

El gigante busca amigos: Pemex revela parte de su plan para salir de la crisis

"Los auditores externos de la emisora (Pemex) han indicado en su dictamen que existen dudas sobre la capacidad de Pemex para continuar como negocio en marcha como consecuencia de las pérdidas recurrentes en las operaciones, su capital de trabajo negativo y patrimonio negativo", señala el documento presentado por la paraestatal ante inversionistas de la Bolsa Mexicana de Valores.

Al 30 de septiembre de 2016, el monto total de la deuda de Pemex ascendía a 98 mil millones de dólares en términos nominales, lo que representa un incremento del 28.1% respecto del monto total de la deuda que se tenía al 31 de diciembre de 2015. Un aumento de la deuda provocado, entre otras cosas, por la caída del peso frente al dólar.

Pero esto no es lo más grave, ya que además, Pemex reconoce que tendrá que endeudarse más para poder pagar sus deudas haberse descapitalizado en los últimos años, tras la caída de los precios del petróleo.

El gobierno tomó en secreto 240 mil mdp del patrimonio de Pemex y CFE

"El nivel de endeudamiento de Pemex podría incrementarse en el corto o mediano plazo, lo que podría tener un efecto adverso en la situación financiera, resultados de operación y liquidez de Pemex. Para cumplir con las obligaciones de pago de su deuda y obtener recursos para sus inversiones, Pemex ha recurrido y podría seguir recurriendo a una combinación de flujos de efectivo provenientes de operaciones, disposiciones bajo las líneas de crédito disponibles y endeudamiento adicional", señala el informe.

Un círculo vicioso que podría ser aún peor si las calificadoras de riesgo advierten una mayor dificultad de Pemex para poder pagar sus compromisos de deuda.

El endeudamiento: ¿una bomba de tiempo para la economía mexicana?

El 29 de enero de 2016, la calificadora Standard & Poor's anunció que redujo el perfil de crédito individual de PEMEX de BB+ a BB. El 31 de marzo de 2016, Moody's Investors Service rebajó su nota de Baa1 a Baa3 y cambió la perspectiva de sus calificaciones a negativa. El 26 de julio de 2016, Fitch Ratings disminuyó la calificación en escala global para moneda local a largo plazo de PEMEX de A- a BBB+. Una situación que ha encendido focos de alarma en Pemex.

"Una reducción adicional en la calificación de Pemex podría tener consecuencias adversas en su capacidad para tener acceso a los mercados financieros y/o en el costo del financiamiento. En caso de no poder obtener financiamiento en condiciones favorables, esto podría limitar la capacidad de Pemex para invertir en proyectos productivos financiados a través de deuda y afectar su capacidad para cumplir sus obligaciones de pagos de principal e intereses con sus acreedores", señala el informe.

Pemex, educación y salud, los más afectados por recorte presupuestal

"Como resultado, Pemex podría estar expuesto a restricciones de liquidez y podría no cubrir su deuda o estar en condiciones de hacer las inversiones necesarias para mantener los niveles actuales de producción, así como para mantener e incrementar las reservas probadas de hidrocarburos asignadas a Pemex por el Gobierno Federal, lo que podría afectar adversamente la situación financiera y los resultados de operación de Pemex", agrega el documento.

EL IMPACTO EN LA INDUSTRIA QUÍMICA

La situación de Pemex ha perjudicado a otros sectores de la economía mexicana, tal como el de la industria química, que registra pérdidas del 20% en lo que va del año ante el desabasto de materias primas.

Así lo aseguró el presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), Patricio Gutiérrez, en el marco de la inauguración del 58 Foro Nacional de la Industria Química, al indicar que la escasez de muchos productos que provee Pemex ha provocado que los industriales del sector químico no puedan cumplir con los volúmenes de proveeduría comprometidos con sus clientes.

Datos de la ANIQ señalan que esto ha dejado pérdidas en el sector químico por 2 mil millones de dólares en el último año, tras una reducción del 27% en las exportaciones, equivalentes a 3 mil millones de dólares.