INTERNACIONAL

Mosul podría ser un éxito o un fracaso para Irak

Podría determinar el futuro del llamado Estado Islámico y remodelar una parte del Medio Oriente.

27/10/2016 7:31 AM CDT | Actualizado 27/10/2016 8:31 AM CDT
ASSOCIATED PRESS

Para que Irak preparara una ofensiva para recuperar Mosul del poder del Estado Islámico, fueron necesarios dos años de entrenamiento a un ejercito desmoralizado, apoyo aéreo y fuerzas especiales de las principales potencias del mundo.

A una semana de la embestida liderada por Estados Unidos, muchos de los que dirigen la campaña dicen que la batalla para recuperar la ciudad puede ser larga y dura. Pero también han identificado lo que creen ser una grieta en la coraza de los yihadistas.

Si logran convencer a los combatientes locales en Mosul de abandonar su lealtad al Estado Islámico, hay una posibilidad de que la batalla concluya más rápido y eso podría tener importantes implicaciones en el futuro de Irak.

En un contexto de divisiones y rebeliones en las filas del Estado Islámico en Mosul, algunos comandantes que se oponen consideran que un intento exitoso de ganarse a esos luchadores locales podría significar que la batalla dure solamente unas semanas, en lugar de meses.

Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, es donde el líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi declaró su califato sunita en 2014, después de que la alianza con islamistas milenarios y veteranos del ejercito desarmado de Saddam Hussein resonara nuevamente en Irak, desde bases que establecieron durante el caos en la guerra en Siria. Cinco divisiones del ejército iraquí se desvanecieron antes de que los yihadistas numeraran a cientos.

Ahora la batalla por recobrar Mosul enfrenta a una coalición fortalecida y difícil de manejar de 30,000 combatientes de las fuerzas armadas iraquíes, respaldados por Estados Unidos y los europeos, junto con la milicia kurda y Shiíte, frente a los yihadistas que han explotado el sentido de la comunidad suni de desposeción de Iraq y traición a Siria.

No solamente el resultado, sino también la sensibilidad política con la cual es manejada esta batalla, podría determinar el futuro del Estado Islámico y el extremismo suni, al igual que la forma de esta parte del Medio Oriente, que ha sido destrozado en fragmentos sectarios.

Los combatientes del Estado Islámico que se estiman son entre 4,000 y 8,000, han equipado la ciudad con explosivos, han colocado minas y bombas de trampa en los caminos, han construido fosas de aceite que pueden prender en fuego en cualquier momento, han construido túneles y trincheras y han mostrado toda la voluntad de utilizar a las 1.5 millones de personas de Mosul como escudo humano.

Parecería que el EI tendría una abundante oferta de terroristas suicidas que lanzan a los camiones cargados de explosivos contra los combatientes kurdos peshmerga que convergen con Mosul desde el este y el noreste, y las fuerzas iraquíes encabezadas por las undades de lucha contra el terrorismo que avanzan desde el sur y el sudoeste.

"Mosul será un esfuerzo de varios meses". "Esto tomará mucho tiempo", dijo un alto funcionario de EU en Irak.

Este artículo originalmente se publicó en The Huffington Post.