INTERNACIONAL

Los habitantes del centro de Italia, aterrorizados tras más sismos

Dos meses después de un devastador temblor en el país de la bota, nuevos movimientos telúricos terminaron por derruir los edificios dañados.

27/10/2016 11:58 AM CDT | Actualizado 27/10/2016 12:01 PM CDT
Max Rossi / Reuters

Los habitantes del centro de Italia afectados por el dramático terremoto del 24 de agosto vivían más tranquilos porque habían encontrado un alojamiento seguro y parecía haber cesado la actividad sísmica, pero este miércoles se volvió a repetir la pesadilla.

Dos meses después del terremoto del 24 de agostó que devastó localidades enteras y causó 297 muertos, en la misma zona se produjo un temblor de magnitud 5.4 a las 19:11 hora local (12:11 tiempo del centro de México) y a las 21:18 horas (14:8 horas) otro de 5.9. Solo un hombre de 73 años murió debido a un infarto, pero no ha habido más víctimas y los heridos han sido pocos y leves, pero la población de esta zona no soporta más el terror en el que vive.



Muchas de las localidades afectadas por los terremotos, como Camerino, Visso, Ussita y Castelsantangelo sul Nera, en la región de Las Marcas, ya habían sufrido fuertes daños por el terremoto de agosto.

DEVASTACIÓN

Solo 50 kilómetros separan Arquata del Tronto, devastada por el terremoto del 24 de agosto, de Visso y Ussita, las localidades del epicentro del miércoles.

El alcalde de Ussita, Marco Rinaldi, explicó a la radio pública RAI que de los 450 habitantes del pueblo solo quedaban 250 después del terremoto de agosto, debido a los daños en sus casas o al miedo a que se produjese otro gran temblor. A los 250 restantes el segundo terremoto de las 21:18 horas les tomó, por fortuna, fuera de sus casas ya que se habían puesto a salvo después del primer temblor, pero ahora ya no saben dónde ir, explicó Rinaldi.



"La tierra se mueve continuamente. Es una prueba durísima a nivel psicológico para todos. Tenemos que empezar desde cero. No tenemos razones para seguir viviendo aquí", explicó a los medios italianos el alcalde de Castelsantangelo sul Nera, Mauro Falcucci.

El primer temblor de las 7 de la noche les ha salvado la vida, ya que salieron de sus casas para buscar refugio y no volvieron a entrar en ellas por lo que no vivieron el terremoto de 5.9 de las 21:31 horas. "Pero así no se puede vivir. Yo no vuelvo", asegura una mujer de Visso al canal de información 24 horas Skytg24 y que ha visto como su casa, en el centro histórico, se derrumbaba.

EMPEORAMIENTO

Los terremotos del miércoles "han empeorado aún más la situación ya difícil desde el 24 de agosto y ahora Caldarola (en provincia de Macerata) está de rodillas. Un 70% de las casas ha sufrido graves daños", explicó el alcalde, Luca Maria Giuseppetti.

"El 90% de la población (unos 1,800 habitantes) ha dormido fuera de sus casas por miedo o porque se ha quedado sin casa", añadió. La localidad de Camerino, localidad de 6,000 habitantes, con una enorme importancia artística y con una conocida e importante universidad, ha sufrido enormes daños y el centro histórico está prácticamente destrozado, aseguro a Skytg24 el alcalde, Gianluca Pasqui.

"La universidad está cerrada y los estudiantes están volviendo a casa", lamentó el alcalde, quien cifró en más de 3,000 personas las personas sin hogar y que necesitarán ayuda.

ESCENAS DE PÁNICO

Nuevas escenas de pánico se volvieron a vivir en Amatrice, donde los pocos que viven aún en los campos instalados vivieron con terror los terremotos del miércoles, mientras se registraron nuevos derrumbes en la llamada "zona roja".

ASSOCIATED PRESS
Vista aérea de los restos del edificio rojo de Amatrice.


AFP/Getty Images
Personas evacuadas pasaron la noche en albergues tras los sismos en Macerata, Visso y Ussita.


El Instituto de Geofísica y Vulcanología italiano (INGV) comunicó que desde las 7 del miérocles hasta las 10:00 horas (15:00 horas, tiempo del centro de México) se han producido más de 200 temblores, algunos de ellos cercanos a magnitud 4 grados.

A los ya 2,000 damnificados del terremoto del 24 de agosto, que han sido alojados en hoteles, han alquilado otras casas gracias a la ayuda del gobierno, o viven aún en tiendas, se suman miles de desalojados tras los sismos del miércoles.