INTERNACIONAL

Así es como el mundo puede adaptarse al crecimiento de las ciudades

Más de la mitad de las personas de este planeta viven en ciudades, por eso es más importante que nunca que los países hagan planes de crecimiento sustentable.

24/10/2016 5:30 PM CDT | Actualizado 24/10/2016 5:30 PM CDT
Credit: Guy Edwardes/Getty Images

Líderes de más de 150 países se reunieron la semana pasada para formalizar una amplia guía que traza un futuro sostenible para ciudades nuevas y ya existentes al rededor del mundo que crecen rápidamente.

Más de 35,000 personas asistieron la semana pasada a la cumbre de las Naciones Unidas en Quito, Ecuador. En ésta, un miembro de la ONU formalmente adoptó la Nueva Agenda Urbana. El documento se enfoca en el desarrollo sostenible e inclusivo y abarca temas como el papel del cambio climático en cuestiones de planeación urbana y la manera en la que las ciudades se deshacen de la basura de sus residentes.

La conferencia de la ONU sobre Vivienda y Dsarrollo Urbano Sostenible, también popularmente conocida como Habitat III, se lleva a cabo cada 20 años. Esta fue la tercera vez que se realizó.

Cerca de la mitad de la población global vive en zonas urbanas y el número de residentes urbanos podría incrementar a hasta 3.000 millones para 2050. Las ciudades pueden otorgar una mejor calidad de vida y mejores oportunidades económicas, pero también hay lugares de inequidad persistente que ponen más tensión en los recursos de la Tierra.

La Nueva Agenda Urbana establece que acabar con la pobreza es "el mayor reto a nivel global y que es un requisito indispensable para el desarrollo sustentable". Estas son algunos otros puntos fundamentales que destacan en la Nueva Agenda Urbana:

  • Asegurar que todos tengan acceso a una vivienda accesible y adecuada, acceso a agua potable, una nutrición apropiada, educación y servicios de salud.
  • Crear espacios públicos de recreación y áreas verdes, accesibles para todos.
  • Desarrollar planes de respuesta a emergencias para proteger a los residentes y crear soluciones a largo plazo.
  • Proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático; reducir la emisiones de gas invernadero; conservar los recursos naturales y el ecosistema.
  • Promover un crecimiento económico equitativo.
  • Diseñar sistemas de transporte que permitan movilidad a todos los ciudadanos.

La Nueva Agenda Urbana particularmente enfatiza que las ciudades deben responder a las necesidades específicas de mujeres en cuestión de políticas y diseño urbano, las mujeres deben tener igual acceso a los trabajos y a la educación y deben estar protegidas contra la violencia en espacios públicos y privados. También deberían estar involucradas en la toma de decisión de las ciudades y estar representadas por un gobierno local.

Credit: Guillermo Granja/Reuters
Pedestrians gather for ah exhibition lighting a Catholic church in Quito during the Habitat III conference on Oct. 18.

El acuerdo no es obligatorio y aunque hay recomendaciones generales para normas (como darle a las ciudades mayor poder político y de financiamiento), también deja, a propósito, varios detalles de implementación al criterio de las ciudades y países en particular. Algunos ven esto como un gran defecto y criticaron que los lineamientos eran muy débiles.

"El planeta ya ha superado los límites críticos planetarios relacionados con el clima, la biodiversidad, el uso de la tierra y uso de fertilizantes", dijo el ecologista urbano Timon McPhearson en una conferencia de prensa durante la cumbre. "Aun así, la urgencia está completamente ausente en la Nueva Agenda Urbana".

También hay por lo menos una omisión evidente en la extensa serie de metas que plantea el documento: los derechos LGBTQ nunca se mencionan, aun cuando se estipula que las ciudades deben ser inclusivas y accesibles a otro grupos marginalizados que enfrentan discriminación.

Un impulso para abordar el tema de los derechos LGBTQ en el documento lo bloquearon un grupo de 17 países, liderado por Belarus, de acuerdo con Reuters. México, Estados Unidos y Canadá son algunos de los países que lucharon por incluir protecciones para el grupo LGBTQ, sin embargo aun son ejemplo de por qué son necesarios. Explicó el secretario de desarrollo urbano y vivienda de Estados Unidos, Julián Castro, en una de las sesiones de Habitat III.

"Hoy en día, a las personas se les niega el derecho a la vivienda con base en su orientación sexual", dijo Castro, de acuerdo con The Guardian.

"El siglo XXI pertenecerá a aquellas naciones que adopten la libertad y la equidad para todos", agregó.

También te puede interesar:

- La agricultura familiar sostenible: una clave para combatir el hambre

- París, Río de Janeiro y la Ciudad de México se comprometen contra el calentamiento global

- El esperado acuerdo climático de China y EU que tardó casi 20 años en concretarse