POLÍTICA

El silencio de Eruviel ante la ola de secuestros en Naucalpan

Mientras vecinos de Lomas Verdes hacen un llamado al gobernador del Estado de México para frenar la inseguridad, el gobierno mexiquense no ha dado una respuesta efectiva a los ciudadanos.

19/10/2016 12:38 PM CDT | Actualizado 19/10/2016 2:47 PM CDT
Armando Monroy/ Cuartoscuro

Secuestro, asesinato, robo. Este es el clima que se respira en Lomas Verdes, municipio de Naucalpan, donde la reciente ola de crímenes evidencia los muchos problemas de inseguridad que enfrenta el Estado de México. Un caso en el que llama la atención el silencio del actual gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, cuyo gobierno ha sido incapaz de reaccionar con eficacia ante la crisis de violencia que enfrenta el estado.

El secuestro de al menos dos estudiantes de colegios privados en la zona, en la Universidad del Valle de México campus Lomas Verdes y el colegio Copán, de Fuentes de Satélite, confirmados por la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, desataron las protestas de los vecinos, quienes exigieron al gobierno estatal garantizar la seguridad de los pobladores.

"La UVM le pidió a las autoridades del Estado de México una reunión con alumnos y padres de familia para que explicaran cuál es su estrategia para mejorar la seguridad en la zona, ya que, con justa razón, están muy preocupados por este tema", señaló Sofía Anaya, vocera de la UVM campus Lomas Verdes.

La académica explicó que ante la ola de violencia, el gobierno estatal se comprometió a incrementar la vigilancia y los patrullajes en la zona. Asimismo, la universidad ha tenido que contratar cuatro patrullas de seguridad privada. Pero a la hora de que los padres pidieron una explicación a las autoridades por los altos niveles de inseguridad que aquejan a la zona, las respuestas ofrecidas no resultaron convincentes, a decir de la vocera de la UVM.

"La gente pidió una explicación, pero la verdad es que me dio la impresión de que no lo tienen claro", agregó Anaya.

Los empresarios regañan al gobierno por inseguridad

En entrevista telefónica con el Huffington Post, el comisionado estatal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Valiente, señaló que el repunte de la violencia en Naucalpan se debe a la descomposición social y la inefectividad de las autoridades.

"Se puede explicar como un fenómeno que tiene que ver con la descomposición social, con la falta de una efectiva acción de la autoridad, por eso estamos trabajando todos los días en ello, combatiendo la impunidad, teniendo mejores herramientas para dar respuesta a la ciudadanía y mandar un mensaje claro a los delincuentes de que no hay impunidad en el Estado de México", afirmó el funcionario.

Al ser cuestionado por el Huffington Post sobre el silencio que ha guardado el gobernador Eruviel Ávila en los últimos días el repunte de inseguridad en Lomas Verdes, el comisionado dijo: "no encuentro yo qué omisión o que haya habido silencio".

El secuestro de al menos dos estudiantes de colegios privados en la zona, en la Universidad del Valle de México campus Lomas Verdes y el colegio Copán, de Fuentes de Satélite, confirmados por la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, desataron las protestas de los vecinos, quienes exigieron al gobierno estatal garantizar la seguridad de los pobladores.

Dos casos que se suman al caso de Karen Esquivel, una joven de 19 años que fue raptada en la misma zona para luego ser asesinada y encontrada en una maleta, a finales de septiembre. Esto, además del asalto a mano armada cometido por cuatro personas en un Sanborns el pasado domingo 16 de octubre, hecho que fue registrado en un video que circuló en redes sociales.

El asesinato de joven evidencia una crisis de feminicidios en el Edomex

En lo que va del año, el municipio de Naucalpan registra 35 feminicidios en lo que va del año, según datos del Observatorio Ciudadano de Naucalpan. En el caso de los secuestros, la organización asegura que no existe una cifra concreta debido a que la gran mayoría de dichos delitos no se denuncian.

"Esto es herencia de administraciones pasadas. Hoy la delincuencia es el resultado de años de abandono de administraciones municipales", asegura Raúl Esnaurrizar, presidente del Observatorio Ciudadano de Naucalpan.

El especialista asegura que al verse rebasado por la delincuencia, el gobierno municipal del anterior alcalde, Edgar Olvera, tuvo que recurrir a la figura del Mando Único para tratar de frenar la delincuencia, aunque asegura que el deterioro de los cuerpos de seguridad locales explica en buena medida la alza criminal que se vive en el municipio.

"Se abandonó el tema de la seguridad pública, se carcachizaron las patrullas, tuvieron que rentar nuevas y la gente no quiere ser policía en Naucalpan, porque está rebasada por la delincuencia y llena de corrupción", apunta Esnaurrizar.

Pero este no es el único caso de alto impacto registrado en el Estado de México, ya que el pasado lunes, Vicente Antonio Bermudez, juez quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Estado de México, fue asesinado en el municipio de Metepec, mientras realizaba ejercicio. Un caso que levantó protestas de los altos mandos del poder Judicial, debido a que Bermudez tenía a su cargo decenas de juicios de al menos seis líderes del crimen organizado, incluyendo el cártel de Sinaloa y los Zetas.

La semana pasada, el secretario de Gobernación a nivel federal, Miguel Ángel Osorio Chong, acompañado por el gobernador Eruviel Ávila, anunció que el Ejército realizaría labores de seguridad pública en los municipios con mayor índice de inseguridad en el Estado de México, tales como Tlalnepantla, Naucalpan, Tultitlán, Chimalhuacán, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tecámac y Valle de Chalco. De este modo, el gobierno federal desplegará 1,500 soldados, 150 marinos y 1,500 policías federales se coordinarán con policías locales en los municipios del Estado de México con el fin de detener la ola de crímenes que aquejan a la entidad.

Cuartoscuro

Sin embargo, la militarización del Estado de México difícilmente resolverá el problema de la inseguridad mientras las instituciones encargadas de investigar crímenes no funcionen. Esta es la conclusión a la que llega Gustavo Fondevila, investigador del CIDE y autor de un estudio próximo a publicarse sobre el sistema penal acusatorio en el Estado de México, quien considera que delitos como el secuestro suelen ser administrados por los mismos policías, según diversos estudios.

"Si tu agarras las encuestas a población en reclusorios a personas privadas de libertad, de 2002 a 2013, de toda la población de los reclusorios del Estado de México y la Ciudad de México, más o menos el 2% eran policías al momento de ser detenidos. Ese dato, así como está no dice nada, pero si lo desagregas por tipo de delito, muestra una altísima concentración en un delito muy sensible al trabajo policial: el secuestro", afirma el experto.

"El porcentaje de personas encerradas en prisión por secuestro, casi el 20% son policías. Cuando tienes tan alta concentración en un delito como secuestro, lo que te dice es que había un compromiso muy fuerte de fuerzas policiales en un delito que demanda inteligencia, logística, movimiento, infiltración, etcétera. Si el 20% de un delito, la gente en prisión son expolicías, la conclusión es que la policía administra el delito", señala Fondevila.

Además del secuestro, el experto advierte que la policía y los ministerios públicos suelen tener una alta injerencia en otros delitos como el robo de autos, el narcomenudeo y la extorsión.

Acá en Naucalpan no sabes si prefieres que te extorsione un policía o que te robe un asaltante". Raúl Esnaurrizar, Observatorio Ciudadano de Naucalpan

Por ello, Fondevila considera que el despliegue policiaco obedece más a una medida "reactiva" por parte de las autoridades, antes que plantear soluciones fondo a las deficiencia de los sistemas de justicia y prevención del delito, ya que de acuerdo con Fondevila, es urgente realizar una reforma de gran calado dentro de los ministerios públicos y la policía de investigación para que crímenes de alto impacto sean castigados.

"Son reacciones de urgencia, de circunstancia. Pero en el fondo, no me parece que haya voluntad política de hacer una reforma profunda, sino que quizá no haya una capacidad política para hacerla", señaló el experto.