INTERNACIONAL

Nuevo caso de acoso sexual: Trump la acarició en un club nocturno

Kirstin Anderson es la décima mujer en declarar un abuso sexual por parte de Trump.

14/10/2016 7:01 PM CDT | Actualizado 14/10/2016 7:01 PM CDT
Ian MacNicol via Getty Images

El día de hoy, el Washington Post publicó en Facebook una nueva acusación contra Donald Trump, realizada por una mujer que dice que el candidato la acarició en un club nocturno de Nueva York en los noventa. La mujer, Kristin Anderson, dijo que no conocía a Trump y que ni siquiera intercambiaron palabras antes de que el candidato metiera su mano bajo su falda y tocara su vagina a través de su ropa interior:

Kristin Anderson estaba enfrascada en una conversación con conocidos en un concurrido club nocturno de Manhattan, por lo que no notó al hombre sentado junto a ella en un sillón rojo de terciopelo hasta que - ella recuerda- sus dedos se deslizaron debajo de su minifalda, recorrieron la parte interna de su muslo y tocará su vagina más allá de su ropa interior.

Anderson empujó la mano, volteó al sillón y pudo ver claramente al hombre que la había tocado, dijo.

Reconoció a Donald Trump: "Lucía muy peculiar, con ese cabello y sus cejas. Digo, nadie más tiene esas cejas".

Anderson es la décima mujer en presentar denuncias sobre acoso sexual en contra de Trump. El jueves, Huffington Post reportó que otra mujer, Lisa Boyne, tuvo una experiencia similar durante la misma época, cuando Trump metió su mano a la falda de una mujer en un restaurante.

Boyne le dijo al HuffPost que Trump invitó a un grupo de mujeres a una cena para que desfilaran enfrente de su mesa. Trump metió su cabeza debajo de sus faldas, y le dijo al resto de los invitados si estaban o no usando ropa interior, así como la apariencia de sus vulvas.

"Es la escena más ofensiva de la que he sido parte", agregó.

Un vocero de Trump negó que los eventos que Boyne describió hubiesen pasado, diciendo: "El sr. Trump nunca haría eso".

Pero eso no fue lo que Trump dijo en 2005, cuando se jactó de "acariciar" a mujeres sin su consentimiento.

"Cuando eres una estrella, ellas te dejan hacerlo", Trump dijo al anfitrión de "Acces Hollywood", Billy Bush, en una cinta publicada la semana pasada. "Puedes hacer lo que sea, agarrarles la entrepierna, lo que sea".

Al confrontarlo con la grabación, le llamó "pláticas de vestidor", y después durante el debajo, dijo a Anderson Cooper que nunca había hecho nada de lo que alardeó con Bush.

Pero las historias de Boyne y Anderson son muy similares y se parecen mucho a la afirmación que Trump hizo de salirse con la suya cada que le agarraba la entrepierna a una mujer.

El vídeo de 2005 provocó un éxodo de apoyo de sus colegas republicanos, decenas de los cuales han retirado sus apoyos o bien lo han invitado a retirarse de la contienda.

La campaña de Trump ha negado hasta el momento cada nueva acusación contra él, un patrón que continuó el viernes con una declaración de su portavoz, quien llamó al nuevo reporte "una acusación falsa de alguien que busca algo de publicidad gratuita."

Trump ha ido todavía más lejos: pues dice que la serie de acusaciones recibidas forman parte de una gran conspiración en contra de él,

La historia de Anderson no parece ser la única revelación sobre el comportamiento de Trump que pueda dañarlo. La abogada Gloria Allred representa a otra mujer que alega que Trump abusó de ella. Allred ya programó una rueda de prensa para la tarde de este viernes.

Nota del editor: Donald Trump incita a la violencia política, es un mitómano, xenófobo, racista que ha solicitado abiertamente que se prohiba la entrada de musulmanes a Estados Unidos.