POLÍTICA

Los empresarios regañan al gobierno por inseguridad

Desde la aprobación de la reforma fiscal, la relación del gobierno de Enrique Peña Nieto con los empresarios ha venido cuesta abajo.

14/10/2016 5:19 PM CDT | Actualizado 17/10/2016 12:26 PM CDT

La insatisfacción de las cámaras empresariales con el gobierno es cada día más evidente. En la última semana al menos tres organizaciones de empresarios han hecho señalamientos y recomendaciones muy puntuales al gobierno sobre el problema de inseguridad y estancamiento económico que enfrenta México.

El pasado jueves, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, hizo un llamado a un pacto político para garantizar un clima de seguridad y justicia ante la crisis de violencia e impunidad que enfrenta el país.

"Es necesario hacer un pacto porque resolver el problema de seguridad y la impartición de justicia no es solo de un programa de gobierno; es de los tres Poderes de la Unión", indicó el líder empresarial.

Castañón agregó que mientras el robo de mercancía y transporte tuvo incremento de 73%, la primera mitad de 2016 registró un incremento del 40%. Ante las cifras, el CCE pidió al Congreso una Ley de Seguridad Interior que apoye de forma jurídica la reacción de las Fuerzas Armadas.

Pero no son los únicos empresarios que han reprochado la incapacidad del gobierno, luego de que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) calificó como un error el que la Secretaría de Gobernación absorbiera dentro de sus funciones a la extinta Secretaría de Seguridad Pública.

"Hoy con la misma convicción con la que hemos mantenido el respaldo a las reformas estructurales que impulsó el Presidente y aprobó el Congreso, debemos reconocer que en materia de seguridad nos equivocamos; el diseño institucional que concentró la conducción de la política y la estrategia de seguridad en una sola dependencia fue, sin duda, así lo dicen los hechos, un error", dijo Gustavo de Hoyos Walter, presidente de Coparmex.

En este sentido, la Coparmex también solicitó al gobierno federal implementar un plan anticrimen de emergencia para contener la violencia y la inseguridad en entidades como Tamaulipas, Sinaloa, Veracruz, Guerrero y Michoacán.

Los industriales, por su parte, exigieron la creación de un zar Antipiratería dedicado exclusivamente a contrarrestar los efectos negativos de la mercancía ilegal dentro de la economía.

"Por si fueran pocos los daños a la economía y al tejido social, debe considerarse la gravedad de contrabando y de la piratería cuando afectan directamente a la salud de las personas, como es el caso de medicinas, alimentos y cigarrillos", dijo el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Enrique Guillén, durante el Primer Diálogo para el Combate a la Piratería y el Contrabando.

De acuerdo con la Canacintra, las ventas de piratería representan alrededor del 1.25% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, una cantidad que provoca que la piratería sea el segundo negocio más redituable después del narcotráfico, según Guillén.