POLÍTICA

La guerra del cristal desata ola de violencia en Chihuahua

La venta de la droga sintética en medio de la disputa por territorios y plazas entre diversos cárteles ha provocado una ola de violencia en la entidad desde abril pasado.

14/10/2016 2:12 PM CDT | Actualizado 17/10/2016 12:26 PM CDT
Russell Contreras/AP

La disputa entre los cárteles de la droga por el control del negocio de la metanfetamina ha desatado una epidemia de violencia en Chihuahua desde abril pasado.

Una guerra entre bandas del narcotráfico que se ha recrudecido en el último mes y medio, al sumar al menos 117 ejecuciones entre septiembre y lo que va de octubre, de acuerdo con datos de la Fiscalía General de Chihuahua, lo cual representa una "cifra muy alta", a decir de las autoridades.

"Desde principio de año empezó a reflejarse en la estadística un aumento en el número de homicidios, tanto en Ciudad Juárez como en Chihuahua y algunos otros municipios, sobre todo de la sierra. Para el mes de abril ya fue muy clara la tendencia y el incremento de los homicidios. Y para este septiembre y octubre, en efecto, se ha disparado la cifra", dice César Peniche, el recién ratificado fiscal general de Chihuahua, en entrevista con el Huffington Post.

Nosotros lo atribuimos, según información de inteligencia, al reposicionamiento de algunas organizaciones delictivas en la disputa por el territorio para la venta de narcomenudeo. Estas organizaciones tienen sus propios puntos de venta, unas manejan la cocaína, otras la mariguana, pero se ha registrado un incremento significativo en el uso de la droga sintética, la metanfetamina, en su variante denominada cristal".César Peniche, Fiscal General de Chihuahua.

EU debe asumir su responsabilidad en violencia en México: Sergio Aguayo

De acuerdo con el fiscal, la disputa histórica entre las bandas del crimen organizado que operan en Chihuahua se había dado entre el cártel de Sinaloa y el cártel de Juárez, que a su vez cuenta con dos ramificaciones: La Línea y Los Aztecas. Dos organizaciones identificadas como brazos armados del cártel de Juárez que en los últimos meses han comenzado a operar con mayor autonomía.

Aunque el negocio del tráfico de drogas estaba tradicionalmente vinculado a la cocaína y mariguana, la introducción del cristal en Chihuahua por parte de una organización aún no identificada por las autoridades ha disparado el consumo de metanfetaminas en la entidad, situación que también comienza a volverse una preocupación en términos de salud pública.

ASSOCIATED PRESS

"Esta es la reacción por la venta de esa organización que está llevando la droga tanto a Ciudad Juárez como en Chihuahua, y está generando este brote de violencia, no solamente porque hay una disputa por los puntos de venta sino por los canales de distribución. Lo que sucede es que esta droga llamada cristal es una droga más barata, que causa mayores efectos de manera más rápida y se está volviendo muy popular entre los consumidores. El problema adicional es que no solamente es un problema de violencia, sino de salud pública, pues esta droga es altamente adictiva y destructiva", dijo Peniche.

"Ya tenemos información importante que nos permite generar estrategias específicas para localizar este grupo o estos grupos que andan realizando estas acciones tanto en Juárez como en Chihuahua. Tenemos información muy valiosa y de lo que se trata es de seguir obteniendo información de inteligencia y a partir de ella obtener resultados inmediatos", agregó.

Un diagnóstico que coincide con el que hace unos meses dieron funcionarios del exgobernador César Duarte a representantes de organizaciones civiles especializada en temas de inseguridad.

"Efectivamente, nos comentaron que está habiendo un repunte y se está tratando de controlar la situación, y esto se está dando por un tema de drogas y plazas, respecto principalmente por la venta de cristal", señala Alejandra Varela, directora del Observatorio Ciudadano sobre Seguridad Prevención y Justicia de Chihuahua, en entrevista con el Huff Post.

Guzmán Loera ya tiene fecha tentativa de extradición

A lo largo del año, el número de homicidios dolosos en Chihuahua muestra una tendencia al alza: 90 en enero; 81 en febrero; 84 en marzo; 109 en abril; 122 en mayo; 109 en junio; 128 en julio y 136 en agosto, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Hasta agosto de 2016, Chihuahua era la cuarta entidad federativa con mayor número de homicidios dolosos con 859 casos registrados. Una cifra que sólo es superada por Veracruz, con 872 casos; Guerrero, con 1,484 homicidios, y el Estado de México, que se mantiene como la entidad más violenta del país al registrar 1,514 casos, según información del SNSP.

La epidemia de violencia que vive Chihuahua se da justo en medio de una confrontación política entre el exgobernador del PRI, César Duarte, y el actual gobernador de extracción panista, Javier Corral. Durante su campaña a la gubernatura, Corral prometió "meter a la cárcel" a Duarte ante los múltiples señalamientos de corrupción y desfalcó las finanzas públicas de su antecesor. Una situación que también ha dificultado que la administración entrante haya podido reaccionar con mayor contundencia a la crisis de violencia que enfrenta la entidad, a decir del fiscal.

Cuartoscuro

"Lo que tenemos que hacer nosotros es establecer la capacidad de respuesta de la Fiscalía General del Estado. Lamentablemente, la autoridad saliente nos dejó más de la mitad del parque vehicular inutilizado por falta de mantenimiento. Y adicionalmente nos dejó sin recursos, de tal manera que la capacidad se ve disminuida. Tenemos al elemento humano disminuido porque no tiene movilidad. El paso número uno es llevar a cabo una reingeniería financiera de manera urgente dentro de la Fiscalía para recuperar la capacidad de respuesta", señaló Peniche.

De acuerdo con el fiscal, representantes del gobierno estatal se reunieron este jueves con personal del Ejército mexicano, la Policía Federal y la Procuraduría General de la República para diseñar algunas estrategias para responder de manera inmediata a la ola de violencia en Ciudad Juárez y Chihuahua.

Y un día después de esta reunión en Chihuahua, Renato Sales, comisionado Nacional de Seguridad, dijo este viernes que Ciudad Juárez es un lugar habitable, aunque con el cambio de gobierno hay dispersión de grupos que buscan recuperar plazas, pero también gente que ha salido de las cárceles.

Sales aseguró que la situación en Chihuahua "no se está descomponiendo", aún cuando reconoció que el cambio de gobierno genera el reacomodo de los grupos delictivos con un aumento de los crímenes, según declaró en entrevista televisiva.