NEGOCIOS

Aquí están 4 pruebas de que el sexismo es malo para la economía

Así es, los “comentarios en vestidores” le quitan más al PIB que cualquier gasto por migración.

13/10/2016 12:43 PM CDT | Actualizado 13/10/2016 1:08 PM CDT
¡LO NUEVO! SELECCIONA Y COMPARTE
Selecciona el texto que quieras para compartirlo en Facebook y Twitter
AFP/Getty Images

El sexismo es malo para la economía, en cambio, la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres pueden ser un gran impulso para estas.

De acuerdo con un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), elevar el salario de las mujeres al nivel al que se mantienen los de los hombres, más un aumento en la participación de la economía podrían traer beneficios potenciales para el desarrollo económico, el desarrollo humano y los derechos humanos.

Las pruebas están en cuatro factores que existen en países desarrollados y que disminuyen en países con menor crecimiento económico:

1.- Mayor autonomía y elección. Esto permite que las mujeres puedan tener mayores ingresos y colaborar con los gastos del hogar, lo que trae por consecuencia mayores beneficios a los niños en las familias.

2.- La equidad de género está directamente relacionada con mejores ingresos per cápita: Cuando los ingresos suben, bajan las tasas de fecundidad, lo que libera a más mujeres a participar en la fuerza de trabajo. También los avances tecnológicos reducen la necesidad del trabajo doméstico no remunerado.

3.- La equidad de género está asociado con el rápido desarrollo económico. El Instituto Global McKinsey estimó que la equidad de género podría añadir 12 billones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) global en los próximos 10 años.

Esto debido a que el envejecimiento de la población traerá como consecuencia una disminución de fuerza laboral, por lo que integrar a las mujeres no sólo amortiguaría esa ausencia, sino que la revertiría.

4.- La equidad de género hace más fuerte la competitividad de las naciones.

La ONU y el Foro Económico Global (WEF) dicen que de seguir a este ritmo y en caso de seguir avanzando, la brecha de género se cerrará en 118 años.

ONU-WEF