ESTILO DE VIDA

Lo que tu ropa favorita dice sobre ti

Y mucho.

06/10/2016 10:33 AM CDT | Actualizado 06/10/2016 10:54 AM CDT

Este artículo es parte de la campaña HuffPost Reclaim, un proyecto que habla sobre la crisis de desperdicio en el mundo y cómo podemos comenzar a resolverla.

Los estadounidenses compran MUCHA ropa, 64 nuevos artículos en promedio cada año. Eso es más que cualquier otro país en el mundo.

Pero para la mayoría de nosotros, la pieza más significativa es una que ya tenemos. No es necesariamente la más bonita o cara de nuestro guardarropa, y seguro no queda con las últimas tendencias de la temporada. El lazo, cariño y lealtad que sentimos hacia ella viene de muy adentro.

Cuando consideras que nuestro consumo de ropa contribuye a un problema social y de medio ambiente, vale la pena preguntarse: ¿En verdad necesitamos comprar tanto cuando nuestra conexión con lo que tenemos puede crecer con el tiempo?

Preguntamos en la oficina del HuffPost y aquí es lo que las personas tienen que decir sobre el profundo y significativo lazo que tienen con ese artículo especial en su clóset.

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

Anna McGrady- Editora en Crecimiento y Análisis

Pieza: Sudadera universitaria

La historia: Una compra en la tienda de libros de la Universidad de Virginia, su alma mater. Tras la universidad, se convirtió en un uniforme semioficial de fin de semana. Cuando no la usa, sus amigos preguntan por qué.

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

Shonitria Anthony- Editora de Voces

Pieza: Cardigan gris e indestructible de American Apparel

La historia: Va con todo, se lava fácil y vive en la oficina. "Siempre me lo chulean, lo cual es gracioso porque siento que es viejo y pasado de moda. Pero es gris, así que siempre está en tendencia".

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

James Cave- Editor de Estilo de Vida, Hombres

Pieza: T-shirt traslúcida de kínder.

La historia: El texto dice "Dot Beck's School", un kínder en Arkansas al cual pudo o no haber ido, propiedad de un amigo de su familia. Debido a que se ve a través de ella, sólo aparece cuando la demás ropa está sucia. "Siempre pierdo las cosas. No sé cómo no he perdido esta", dice. Por cierto, el nombre de su papá, Kevin, está escrito en la espalda.

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

Alyssa Spatola- Colaboradora

Pieza: Medias de gato rasgadas

La historia: De Hot Topic, en el centro comercial.

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

Brittany Berkowitz- Productora Asociada, HuffPost Video

Pieza: Falda negra

La historia: Una larga y versátil falda de BCBG, comprada en Lord and Taylor y amada por sus cualidades. "Es como sacar a mi niña interior cuando doy vueltas".

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

Carly Ledbetter- Escritora de Entretenimiento

Pieza: Camisa misteriosa

La historia: "Después de verla en el clóset de mi prima Mariah, Sabía que tenía que tenerla. Intercambié una de mis playeras de Prince por ella y ha sido el mejor trato de mi vida. Mariah no sabe ni dónde la encontró, piensa que de una segunda en San Francisco. No tiene ni etiqueta, lo cual me molesta porque me gustaría comprar otras para tenerla siempre. Es rara y colorida, y probablemente la uso más de lo que debería".

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

Damon Dahlen- Editor de Foto

Pieza: Sudadera con zipper de Ralph Lauren

La historia: Un regalo de Navidad de mi mamá del 98. A través de los años varias personas han tratado, y fallado, de tirarla. "Aún es calientita y funciona el zipper. Está muy bien hecha".

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

Hayley Miller- Colaboradora

Pieza: pashmina roja con dorado

La historia: Un suvenir de Jerusalén cuando estaba en la universidad, que me encanta por sus colores. "Pierdo mucha ropa, pero esta se ha quedado conmigo".

DAMON DAHLEN/HUFFINGTON POST

Meg Robertson- Productora, HuffPost Video

La pieza: La playera del negocio familiar

La historia: "Altantic Tree era un negocio de jardinería que tenía mi papá", dice Robertson. "Encontré esta playera en el clóset hace unos 20 años. Tiene que ser de los 70. Siempre que llamábamos a casa de papá no era un 'Hola', sino un 'Atlantic Tree'. El negocio se operaba desde la cocina. Esta playera me recuerda el gran trabajo que ha hecho mi familia y de dónde vengo. Los Robertson no tenemos miedo a subir un árbol con una sierra eléctrica si la situación lo amerita. No yo, algunos de nosotros... Tienes la idea"

Aún hay más historias como estas, sigue leyendo el artículo original en Huffington Post.