WELLNESS

Cómo pedir un buen café sin morir en el intento

Jamás deberías ponerte nervioso al hablar con tu barista.

30/09/2016 3:45 PM CDT | Actualizado 30/09/2016 5:12 PM CDT

Con todas las opciones de café allá afuera -triple, venti, sin grasa, caramel macchiato- es momento que aprendas a diferenciar entre cappuccino, flat white, Chemex y French press. El mundo del café es enorme -con más de 38 tipos de café en existencia- y si quieres tomarlo, probablemente deberías aprender a diferenciarlo.

Aunque no tengas planes de ponerte elegante con tu café matutino, es buena idea saber qué es qué, por lo menos si un día se te antoja algo alto, espumoso y lechoso.

En honor al Día Internacional del Café y con todo el respeto a nuestra bebida favorita, aquí una guía que te ayudará a ordenar tu café con toda confianza.

Para espresso con leche

Si quieres algo lechoso y espumoso pero con buena cantidad de cafeína, pide un cappuccino. Si odias la espuma, pero amas la leche deberías ordenar un latte, que es un shot de espresso en leche caliente con muy poca espuma. Si amaste cómo suena el latte, pero eres el tipo de persona que necesita chocolate en su vida, elige un mocha. Pero si te gusta la espuma, pero quieres algo más aterciopelado y no tan denso, pide un flat white. Es como un late, pero hecho con micro espuma de leche caliente. Muy fino.

Para espresso

Para los días en los que estás buscando algo fuerte y rápido, deberías ordenar un espresso. O un doble espresso, que es, efectivamente, un shot doble. Si quieres la misma intensidad de un espresso pero menos líquido, pide un ristretto, es un shot más pequeño de espresso. Si quieres la audacia de un espresso pero con un toque más noble, pide un machiatto. De hecho, viene con espuma para ayudar a procesar el golpe de cafeína.

Para café filtrado

Si piensas que el café filtrado es sólo café, estás equivocado. Hay muchas formas de filtrar una taza regular de café, y en ciertas cafeterías hasta puedes elegir cómo lo quieres. Un pour over es un método que muchas cafeterías especializadas están utilizando. Es café que ha sido lentamente filtrado, ya sea con una Chemex o una taza con filtro. Ordena un pour over si quieres una buena taza de café balanceada y puedes esperar. Si quieres un sabor más fuerte con tu taza matutina, un French press debe ser tu elección. Porque los granos se ponen en agua (sólo por tres minutos) haciendo que el sabor resulte más intenso. Si quieres algo en verdad muy fuerte, pide un red eye. Es café servido con un shot de espresso.

Sea cualquier forma en la que lo tomes, siéntete feliz de que es muy bueno para ti.

Este artículo fue publicado previamente en el Huffington Post.